Prisión para ocho detenidos en el operativo contra la red que falsificaba carnés de conducir

La banda falsificó expedientes administrativos a precios de entre 4.000 y 10.000 euros para un total de 1.845 personas

En la imagen, el operativo de los Mossos d'Esquadra
En la imagen, el operativo de los Mossos d'EsquadraMossos d'Esquadra

El Juzgado de Instrucción número 1 de Girona ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para ocho de los detenidos en el operativo contra una presunta red criminal que falsificaba carnés de conducir en España que lanzaron este martes los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional.

Las otras seis personas que ya han pasado a disposición judicial este jueves han quedado en libertad a disposición de la autoridad judicial, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado.

La causa está abierta por presuntos delitos de falsedad, soborno, blanqueo y grupo criminal, y la mayoría de los detenidos se han acogido a su derecho a no declarar.

Además, la jueza ha levantado este jueves el secreto de las actuaciones tras el operativo, que empezó el martes con la detención de más de 400 personas entre presuntos falsificadores y compradores.

La presunta banda falsificó expedientes administrativos a precios de entre 4.000 y 10.000 euros para un total de 1.845 personas de provincias de toda España, según la investigación.

Mossos y Policía llevaron a cabo registros en 25 provincias españolas y, en Catalunya, en las localidades de Sant Feliu de Guíxols, Calonge, Llagostera, Quart (Girona) y Vic (Barcelona) --donde presuntamente residen los responsables de la trama--.

Según explicaron fuentes cercanas al caso, esta organización supuestamente falsificó documentos públicos a través de un trabajador de la Dirección General de Tráfico (DGT) de Girona --ya detenido-- que utilizaba las bases de datos para crear los documentos de conducir falsos mientras otra persona conseguía los compradores.

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional arrestaron en total a 424 personas este martes en el operativo contra la presunta organización criminal que expedía permisos de conducir falsos y documentación relacionada en España.

El TSJC había previsto la detención de 898 personas vinculadas a la trama, tanto falsificadoras como compradoras, y la causa continúa abierta por presuntos delitos de falsedad, cohecho, blanqueo y pertenencia a grupo criminal

El juzgado 1 de Girona abrió la causa en 2020 por una denuncia policial y desde entonces se han identificado 1.845 conductores en España que circulan con un carné falsificado, explicó el TSJC.

La una banda organizada dedicada a facilitar carnés de conducir falsificando cobraba cantidades que han oscilado entre los 4.000 y los 10.000 euros. Por lo tanto, se han identificado a 1.845 conductores en todo el país que circulan con un carnet obtenido mediante pago directo a los integrantes de este grupo delincuencial, al margen de cualquier procedimiento de acceso, acreditación, examen y tramitación oficial.

La causa tiene nueve tomos y más de 6.000 folios, ya que hay numerosos acusados que deben pasar a declarar por el juzgado. En concreto, la magistrada tiene previsto tomar declarar a los 1.845 compradores de carnets de conducir falsos a esta red presencialmente, por videoconferencia o mediante exhorto.

La policía llevó ante el juzgado al principal líder de la banda, un informático de la DGT, que supuestamente era responsable de la falsificación y también cometía fraude con los puntos del carné, que restablecía a demanda. Lo detuvieron en su vivienda en S’Agaró (Girona). Los investigadores consideran que presuntamente el cabecilla de la banda había obtenido una elevada suma de dinero con esta actividad, que desarrollaba en toda España y para la que contaba con la colaboración de una organización criminal. Para cometer este delito se aprovechaba presuntamente de su acceso a la base de de datos de la DGT.