Jordi Sànchez acusa a Junqueras de “tutelar” a Aragonès tras aparcar la vía unilateral

Dura respuesta a ERC del partido de Puigdemont, que hace una defensa cerrada del 1-O y exige “no renunciar” a ninguna estrategia. Primera batalla del nuevo Govern tres semanas después del pacto

El coordinador nacional de ERC y candidato a la investidura, Pere Aragonès, y el secretario general de JxCat, Jordi Sanchez, durante la comparecencia conjunta para anunciar el acuerdo de Govern
El coordinador nacional de ERC y candidato a la investidura, Pere Aragonès, y el secretario general de JxCat, Jordi Sanchez, durante la comparecencia conjunta para anunciar el acuerdo de GovernQuique GarcíaEFE

Batalla abierta en el seno del independentismo tras las palabras de Oriol Junqueras avalando los indultos y aparcando la vía unilateral, un movimiento que ha provocado un auténtico terremoto político en Cataluña: el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha cargado directamente contra Esquerra y ha acusado al propio Junqueras de “tutelar” a Pere Aragonès por “limitar la capacidad de acción” del president al frente del Ejecutivo al renunciar públicamente a la unilateralidad. Una dura respuesta que supone la primera crisis del nuevo Govern unos días después de su constitución.

El postconvergente, preso en Lledoners junto al republicano cumpliendo condena por el “procés”, también hace una defensa cerrada del referéndum ilegal del 1-O -”no fue un error” ni “ningún acto “ilegítimo”- y exige “no renunciar a otras vías democráticas y pacíficas” apenas tres semanas después de haber cerrado con ERC un pacto de Govern para la legislatura. Una réplica a través de una carta remitida al diario “Ara”, la tercera en un día después de la del propio Junqueras y la de la CUP, con la que el independentismo evidencia de nuevo sus diferencias estratégicas.

Además, la acusación de la “tutela” de Junqueras incluye cierta retranca al ser la misma que empleó el candidato Aragonès en su primer debate de investidura fallido sobre la ascendencia de Carles Puigdemont en el independentismo.

“No es bueno para la institución de la Generalitat que un ex vicepresidente quiera tutelar el actual presidente, pero en todo caso hay que dejar claro que la decisión personal expresada en una carta no tiene la fuerza de modificar el acuerdo de legislatura entre ERC y JxCat”, añade Sànchez sobre el acuerdo entre ambos que incluye conjugar la vía pactada de los republicanos con el nuevo “embate” que plantea el partido de Puigdemont.

En su tribuna, Junqueras subrayó en el segundo párrafo las “reflexiones profundas” que su partido, Esquerra, ha realizado a partir del referéndum ilegal del 1-O sobre las “fortalezas y debilidades, los errores y los aciertos, para extraer aprendizajes”. Sobre este diagnóstico, el republicano admitía que la respuesta de los independentistas en ese momento no “fue entendida como plenamente legítima por una parte de la sociedad, también de la catalana”, y aunque su voluntad, dice, sigue siendo “la independencia”, asumía la necesidad de cambios. Y, tras esta autocrítica, Junqueras reivindica la amnistía y la autodeterminación, aunque añade una novedad en cada una de ellas: acepta los indultos tras haberlos rechazado en público hace meses y apuesta decididamente por el “referéndum pactado”.

Así, Sànchez ha insistido en que el 1-O no fue “un error” ni un acto ilegítimo, y pese a que admite que hay que trabajar para incorporar a la parte de la sociedad catalana que rechazaba el “procés”, advierte de que el independentismo no puede quedar “atrapado en el imaginario de que solo cuando el 100% de la población encuentre legítimo el ejercicio de la autodeterminación éste se podrá dar”.

“Sabemos que esto no pasará nunca. Por lo tanto, toda la mano tendida, pero sin esperar unanimidades imposibles en sociedades abiertas como la catalana”, ha añadido.

Recurre incluso a las “155 monedas de plata”

“Lástima que algunos hicieron un giro de guion y no supieron aguantar la presión del Estado, que ya había comenzado a encarcelarnos y empujaron la vía de la mediación y el deseado diálogo por el precipicio, esgrimiendo 155 monedas de plata, precisamente cuando más fuertes éramos”, ha dicho en alusión al tuit que escribió el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que interpreta como una presión a Puigdemont cuando iba a convocar elecciones y no declarar la independencia. Por eso, ha pedido a ERC hacer autocrítica “sobre estos comportamientos que tantas heridas dejaron en el independentismo”.

“Los indultos serán una decisión unilateral” del Gobierno

Sobre los indultos, Sànchez ha recordado que la decisión de concederlos es exclusiva del Gobierno y ha aprovechado para cargar contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez: “Será una decisión unilateral, como unilaterales fueron los tribunales y la Fiscalía cuando decretaron las órdenes de encarcelamiento”.

“Si me abren la puerta de Lledoners, saldré como cualquier otro preso indultado. Y en la calle seguiré siendo en esencia el mismo que fui hasta que un 16 de octubre de 2017, cuando me encarcelaron. Una persona libre, comprometida con el país, los derechos y las libertades de su gente y determinado a hacer que democráticamente y pacífica Catalunya se convierta en un estado independiente en forma de república”, ha avisado.