Colau arremete contra los jueces y la legalidad vigente por el suicidio de un desahuciado

Exige la revisión de los criterios para aplicar la moratoria vigente tras la muerte de un vecino de Sants

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en declaraciones tras la inauguración del nuevo funicular del Tibidabo, el pasado sábado. Ayuntamiento de Barcelona
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en declaraciones tras la inauguración del nuevo funicular del Tibidabo, el pasado sábado. Ayuntamiento de BarcelonaAYUNTAMIENTO DE BARCELONA AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Algunas horas más tarde del trágico incidente, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, lamentó el lunes por la noche el suicidio de un vecino de Sants cuando iba a ser desahuciado: “Es una muerte que no debería haberse producido. Exigimos que los juzgados revisen los criterios con los que deciden aplicar o no la moratoria vigente”.

En un mensaje en sus redes sociales, ha destacado que los servicios sociales habían “acreditado” la situación de vulnerabilidad del hombre, en el paro, en un informe con fecha del mes de abril.

Con ese informe, la abogada del hombre solicitó dos veces que se parara el desahucio al amparo de la moratoria aprobada por el Gobierno, lo que el juez rechazó: “Una decisión que no compartimos ni entendemos, y hasta el último momento los servicios municipales han intentado mediar para frenar el desahucio”.

Además, ha exigido al PSOE que “desbloquee ya la propuesta de una nueva ley de vivienda que frene la especulación, impulse más vivienda pública y ofrezca alternativas a los desahucios en los casos de vulnerabilidad acreditada”.

El hombre se suicidó este lunes en su casa cuando iba a ser desahuciado, después de que el propietario del inmueble --al que le dejó de pagar en 2020-- presentara a principios de 2021 una demanda por impago de alquiler.

El Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC) ha explicado que el juzgado rechazó la paralización tras recibir el informe, “pues las circunstancias que allí se recogen no son las que regula el Real Decreto como vulnerabilidad que permita la suspensión del lanzamiento”.

Además --ha detallado el TSJC-- cuando el juzgado entregó al inquilino la ficha para que indicara si necesitaba ayuda de servicios sociales, no la cumplimentó, lo que “implica que el juzgado no disponga de autorización” para trasladar información sobre el procedimiento.

Por su parte, la concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, Lucía Martín, ha considerado “inexcusable” que el juzgado no frenara el desahucio. En una entrevista en la Cadena SER, ha criticado que el juez no haya hecho una “interpretación garantista” de la moratoria prevista para los desahucios de personas en situación de vulnerabilidad.

Ha recordado que la defensa del hombre presentó dos veces la documentación ante el tribunal, incluyendo el informe de los servicios sociales municipales que acreditaban la vulnerabilidad: “Es incomprensible que con un caso tan claro, con la justificación presentada a tiempo no una sino dos veces, el juzgado haya decidido ignorar estos informes”, ha lamentado.

Ante el suicidio ocurrido en el barrio de Sants, la PAH de Barcelona ha anunciado que convoca una protesta esta tarde a las 19.45 horas, en la calle Mallorca confluencia con Roger de Llúria, frente a la sede del Colegio de Abogados.

Denuncian en un comunicado que “la moratoria de desahucios es totalmente insuficiente. Es necesario que la Ley de vivienda del Gobierno del Estado llegue cuanto antes y frene de una vez por todas los desahucios y garantice el derecho a la vivienda evitando así más muertes por culpa de un sistema injusto”.