Aragonès plantará al Rey y al presidente de Corea del Sur, pero viajará el viernes a Bélgica a ver a Puigdemont

El president rechaza participar en la cena junto al Monarca en la inauguración de las jornadas del influyente Cercle d’Economía y el vicepresidente Jordi Puigneró también se niega

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la reunión semanal del Govern.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la reunión semanal del Govern.Andreu DalmauEFE

Pere Aragonès plantará mañana al Rey Felipe VI en su visita a Barcelona para inaugurar las jornadas del Cercle d’Economía. El president de la Generalitat se ausentará de la cena que presidirá el Monarca acompañado por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, pero viajará el viernes a Bruselas para ver a Carles Puigdemont.

No obstante, a pesar del nuevo plantón de Aragonès, la Generalitat da muestras de una mejoría en las relaciones con la Casa Real ya que, en principio, acudirá algún representante del Govern. La portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja, ha explicado que “se quiere trasladar que lo que haga el Rey no condicionará la agenda de la Generalitat” y ahora la “prioridad” del nuevo Govern es “ocupar espacios que son importantes” para los catalanes.

Este escenario supone un punto de inflexión en el trato que da la Generalitat a la Casa Real ya que hasta ahora había estado plantando sistemáticamente al Rey Felipe VI (Quim Torra anunció en su momento una ruptura de relaciones y se negaría a acudir a actor con el Monarca) y ahora se abre ya a estar presente en sus actos.

En esta ocasión, estaba previsto que acudiera Puigneró, vicepresidente de la Generalitat y titular del área de Infraestructuras y Políticas Digitales, pero se ha negado finalmente. Muy cercano a Puigdemont, hoy tenía que haber comparecido en la sala de prensa de la Generalitat y se ha ausentado, por lo que han crecido las sospechas sobre sus pocas ganas de acudir y salir fotografiado junto al Monarca. De esta manera, está por ver quién acaba acudiendo finalmente: entre los nombres, aparece el conseller de Economía, Jaume Giró.

Aragonès, que sí visitará el viernes a Carles Puigdemont en Bruselas como gesto de distensión de las relaciones entre ambos -el expresident le reprochó que durante la legislatura pasada acudiera solo una vez a verle a Bélgica-, intervendrá en el Cercle d’Economía mañana mismo a partir de las 16 horas.

Mesa de diálogo

La mesa de diálogo sigue lejos de reactivarse. Plaja ha informado que la prioridad ahora es el encuentro entre Aragonès y Pedro Sánchez en la Moncloa (estaba acordado para junio, pero puede acabar retrasándose teniendo en cuenta que el margen es cada vez menor y por medio están los indultos). Una vez se celebre este encuentro, se empezará a abordar la reactivación de la mesa de diálogo.

Plaja, en todo caso, ha evitado aclarar si se incluirá la figura del relator, que hasta ahora siempre ha zancadilleado la puesta en marcha del foro de negociación.

Escolta

La portavoz del Govern también ha abordado otro asunto espinoso que afecta a la conselleria de Interior liderada por Joan Ignasi Elena (ERC): el escolta de Puigdemont. JxCat ya ha pedido que se restituya un guardaespaldas para el expresident en Bélgica, pero la portavoz ha replicado que se mantendrá el mismo criterio que se ha seguido hasta ahora y “no se va a poner en riesgo los funcionarios públicos” -en este caso a los Mossos d’Esquadra-.