Los datos empeoran en Cataluña ante el avance de la variante Delta

Los casos aumentan entre los jóvenes mientras la comunidad pretende acelerar la vacunación

Varias personas en ambiente festivo, a 22 de mayo de 2021, en Barcelona, Catalunya (España).
Varias personas en ambiente festivo, a 22 de mayo de 2021, en Barcelona, Catalunya (España).Lorena Sopêna Europa Press

El pasado 9 de mayo finalizó el segundo estado de alarma en España, medida que permitía restringir ciertas libertades para contener la expansión del coronavirus, y se empezaban a relajar la mayoría de normativas para poder volver a una especie de normalidad. Con el fin de esta normativa finalizó, por ejemplo, el toque de queda, una de las medidas que más impactaron e influyeron en el comportamiento de los ciudadanos. Aún así, el fin del estado de alarma no provocó aumentos en contagios ni empeoró los datos durante las primeras semanas, tendencia que parece haber cambiado desde hace 14 días en Cataluña. La comunidad ha vuelto a superar los 100 puntos en el riesgo de rebrote lo que la sitúa en “riesgo alto” según los criterios de Sanidad y la velocidad de transmisión supera por tercer día consecutivo el 1, con una tasa de 1,16.

Aunque los responsables del departamento de Salud, con su nuevo conseller, Josep Maria Argimon al frente, hayan avisado en las últimas semanas de los peligros que puede conllevar relajarse en exceso, durante las primeras semanas post estado de alarma los datos fueron buenos en la comunidad. Con bajadas de varios puntos en la velocidad de transmisión y la incidencia acumulada hacían prever que el verano sería muy tranquilo en cuanto a problemas epidemiológicos se refería. Aún así, la aparición de la nueva variante del virus ha hecho encender las alarmas en todos los departamentos de salud.

Es una carrera a contracorriente. La conselleria de Salud estima que esta nueva variante, Delta (surgida en la India y más contagiosa que la del Reino Unido, denominada Alfa) se va a convertir en la predominante en las próximas dos o cuatro semanas en Cataluña y eso obliga a acelerar el proceso de vacunación para frenar su propagación al máximo. De hecho, según un estudio preliminar elaborado por el Catedrático de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, Àlex Arenas, apunta a que la autonomía logrará tener a la variante bajo control si logra inmunizar inminentemente al 52% de la población -pauta completa-.

Por este mismo motivo Cataluña decidió ayer el miércoles desde el próximo lunes 28 la franja de los mayores de 30 años para que puedan empezar a vacunarse y conseguir así la mayoría de población posible lo más rápido. La vacuna, que tiene un efecto demostrado contra la variante, podría suponer la única opción si no se quiere recurrir a la vuelta de imposiciones duras como en los últimos 15 meses, lo que sería un duro golpe para la sociedad. Aún se desconocen los motivos por esta subida de casos en los últimos días aunque se descarta totalmente que sea provocado por el ocio nocturno, pues este lleva menos de una semana operativo y ya avisó que la falta de su presencia podría provocar descontrol, como el visto los fines de semana en Barcelona.

Cataluña celebró entre medidas excepcionales la verbena de San Juan para evitar que el virus pudiese propagarse en exceso ante estos datos y, aunque la mayoría de la población cumplió, gracias también a la reapertura del ocio se vivieron algunos casos esporádicos de aglomeraciones y botellones. Aún así, aunque la mayoría de indicadores hayan demostrado una tendencia al alza, sobretodo en la población más joven, aún sin vacunar, otros datos mejoran de forma positiva.

Catalunya registró ayer jueves 1.242 más que en el recuento del miércoles con tres fallecidos que elevan la cifra total a 22.257. En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 443, que son 33 más que en el último recuento. Un total de 139 pacientes se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) de centros públicos y privados, cuatro menos que en el balance anterior. La velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) sube a 1,16 y el porcentaje de positividad de los test de antígenos y PCR se sitúa en 3,67%, mientras que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 86,29 por cada 100.000 habitantes y la media de edad de los casos confirmados es de 31,43 años.