Barcelona reclama un toque de queda entre la una y las seis de la mañana

El Ayuntamiento considera que las restricciones tendrían que prolongarse al menos durante quince días

Barcelona quiere evitar las aglomeraciones nocturnas en playas y plazas
Barcelona quiere evitar las aglomeraciones nocturnas en playas y plazasNACHO DOCEREUTERS

Tras los recientes vaivenes de la Generalitat de Cataluña y con los contagios disparados, los ayuntamientos tuvieron que plantarse ayer frente al conseller de Salud, de Cataluña Josep Maria Argimon. Nada de toques de queda encubiertos y recursos para poder implementar nuevas restricciones. Así las cosas, esta mañana, sin ir más lejos, el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha revelado que el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido que se aplique un toque de queda nocturno en la ciudad entre la una y las seis de la madrugada para evitar la concentración de personas en plazas y playas. Así lo ha explicado en un debate en la Comisión de Presidencia en el que ha admitido que el consistorio no tiene los instrumentos suficientes para evitar estas concentraciones: “ni con el doble ni triple de policía”.

De hecho, según Batlle, las conversaciones con la Generalitat ya están bastante avanzadas y es posible, incluso, que se decrete hoy mismo. “Supongo que de momento afectará a los próximos quince días y a partir de aquí veremos cómo evoluciona”, ha adelantado Batlle. La petición del teniente de alcalde de Seguridad llega al día siguiente de que el informe de los servicios jurídicos de la Generalitat avale pedir al TSJC un toque de queda para los municipios con más incidencia de la Covid-19 en Cataluña, tal y como ya ha ocurrido en la Comunidad Valenciana.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reclamaba ayer a la Generalitat claridad con las medidas que ha anunciado la Generalitat para detener los contagios de la quinta ola. La alcaldesa reclamó al Govern “que salga de la recomendación y diga qué se puede hacer y qué no”. “No puede ser que la Generalitat descarte el toque de queda, lo haga informal y traspase la responsabilidad a los Ayuntamiento, que no tenemos medios suficientes para llevarlo a la práctica”, afirmó.

La alcaldesa respondía así a la petición del gobierno catalán, que ha pedido a los ayuntamientos que restrinjan el acceso a los espacios públicos que puedan convertirse en puntos de reunión (como parques, plazas y playas) entre las dos y media y las seis de la madrugada. Por ello, ha ofrecido la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona para aplicar las medidas sanitarias, pero ha avisado de que “el terreno de la recomendación es un terreno de ambigüedad para el que no hay medios suficientes”.