Barcelona estrena aparcamientos cerrados para bicicletas en el metro

Bicibox llega, de momento, a dos paradas en los extremos de la capital catalana

Bicibox
BiciboxLa Razón (Custom Credit)

Hace ya décadas que Japón puso en marcha un novedoso sistema de aparcamiento subterráneo de bicicletas. Lo cierto es que Barcelona no tiene ni por asomo el volumen de habitantes de Tokio, pero a densidad poblacional no le anda a la zaga. Y ante el constante aumento de nuevos tipos de movilidad, algo había que hacer. Por ello, el Área Metropolitana de Barcelonma (AMB) ha comenzado, tímidamente, a implantar un servicio de aparcamiento de bicicletas en el metro de la ciudad, con, de momento, dos paradas. Una en Badalona (Pompeu Fabra de la L2) y otra en la capital catalana (Parc Logístic, L9 Sur).

El objetivo de este sistema es facilitar e impulsar la intermodalidad entre la bicicleta y el transporte público y acelerar el cambio hacia una movilidad “más limpia y sostenible”. El Bicibox, en cualquier caso, es un espacio rectangular cerrados con una puerta de control de acceso que se abre con la tarjeta del servicio. Es un servicio gratuito que también dispone de un punto de mantenimiento con herramientas para arreglar la bicicleta.

En el caso de la estación Parque Logístico (L9 Sur) de la Zona Franca, estará situada en el vestíbulo superior de la estación y dispondrá de 32 plazas para bicicletas organizadas a doble nivel. El aparcamiento en este punto quiere “facilitar a los trabajadores de la Zona Franca os desplazamientos desde la estación hasta sus lugares de trabajo”.

Durante la presentación el vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad de la AMB, Antoni Poveda, ha anunciado que el próximo pleno de la AMB tiene previsto aprobar un nuevo sistema de alquiler de bicicletas públicas de ámbito metropolitano. Sería un sistema similar al Bicing y se pondría en marcha el verano del año 2022.