Aragonès deja en el aire el regreso de la Generalitat a órganos multilaterales del Estado

El Govern debate si el conseller de Economía tiene que participar en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés.David ZorrakinoEuropa Press

Tras años de máxima tensión entre la Generalitat y las instituciones del Estado, las cosas empiezan a cambiar, aunque de forma tímida, bajo la presidencia de Pere Aragonès. Al diálogo con la Moncloa y el deshielo en las relaciones con la Casa Real, ahora se puede sumar la reincorporación de Cataluña a los foros multilaterales del Estado, que durante todo el “procés” había ignorado exigiendo un trato bilateral. El president lo ha dejado hoy en el aire después de que ayer el conseller de Economía, Jaume Giró, abriera la puerta a estar presente en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), encuentro que reúne a todos los consejeros de finanzas de todas las autonomías y al Ministerio de Hacienda.

Giró sostuvo ayer mismo que, bajo su punto de vista, la Generalitat debería de estar en todos los lugares para defender los intereses de los catalanes y, en este sentido, apostó por acudir al CPFF. Sin embargo, Aragonès ha matizado hoy ese posicionamiento y ha advertido de que el Govern solo estará en aquellos foros en los que haya margen para la “codecisión” y “se vaya a trabajar y no a hacerse una foto”. “En los órganos multilaterales, si se va a trabajar y si se va con capacidad de codecisión, estaremos; si se va a hacer una foto, la verdad es que tenemos mucho trabajo que hacer”, ha resuelto Aragonès. En cualquier caso, estas palabras del president ya representan un cambio porque hasta ahora la Generalitat se había limitado a aducir siempre que solo querían relación bilateral con el Gobierno y que no participarían en foros multilaterales.

En este sentido, en el CPFF, el Ministerio de Hacienda siempre tiene la última palabra sobre las decisiones que se toman y eso siempre ha sido muy criticado por la Generalitat. Si bien, la reunión, prevista para las próximas semanas, será muy relevante porque se decidirá cómo se distribuyen los primeros 13.500 millones de euros de los fondos europeos o se abordarán otras cuestiones de interés relacionadas con las finanzas autonómicas, como los objetivos de déficit o la liquidación que Hacienda tiene que comunicar a cada región (previsiblemente, en 2022, las autonomías deberán devolver, en 2022, 3.000 millones de euros correspondientes al año 2020).

Lo cierto es que Cataluña lleva ya años sin acudir al CPFF (con Aragonès y Junqueras al frente de la Conselleria de Economía, en ocasiones ha ido algún cargo inferior del departamento) y el propio president plantará al Gobierno en la próxima conferencia de presidentes autonómicos. Esta circunstancia ha sido muy criticada por el líder del PSC, Salvador Illa, quien siempre defiende que Cataluña esté representada en estos foros y ha considerado una “falta de respeto” que Aragonès diga que en este tipo de reuniones “no se va a trabajar”.

El president ha cargado contra la conferencia de presidentes autonómicos porque “no hay orden del día ni se ha hecho trabajo previo”. La reunión se celebrará en Salamanca el próximo 30 de julio y, poco después, el 2 de agosto se celebrará la Comisión Bilateral entre Gobierno y Generalitat para abordar cuestiones de carácter económico y social (como infraestructuras, fondos europeos, el Ingreso Mínimo Vital o la Ley de dependencia). La mesa de diálogo está previsto que se reanude a partir de la tercera semana de septiembre.