Acció per la independencia: quiénes son los nuevos radicales que preparan más acciones de sabotaje

El grupo separatista se ha dedicado a profanar monumentos como el del Tercio de Requetés y se esperan nuevos movimientos

Imagen del ultraje al Tercio de Requetés
Imagen del ultraje al Tercio de RequetésLa Razón (Custom Credit)

El independentismo sumó en abril un nuevo grupo radical a la lista. “Acción por la independencia”, así se hace llamar esta nueva formación que desde hace unos días se dedica a profanar y destruir monumentos, supone un paso más para tratar de tener otra vez visibilidad de la parte más radical del movimiento que en los últimos meses ha ido perdiendo fuelle.

Se hacen llamar hijos del 1-O. En su documento fundacional se hace referencia a todos los momentos considerados trascendentales por el secesionismo más radical, como el intento de asalto al aeropuerto o las violentas manifestaciones en la plaza Urquinaona tras la sentencia de los líderes del procés. Además, simpatizan con personajes del secesionismo como el rapero Valtonyc o Pablo Hasel para dotar de legitimidad su organización.

En el mismo documento, además, se hace referencia explicita a su intención de “desobedecer” para poder conseguir la independencia de Cataluña. El grupo nació en Periñán, lugar simbólico para el secesionismo, el 21 de abril de este mismo año y desde entonces simplemente había hecho aparición en redes sociales. Pero esto cambió en los últimos días tras el ultraje al Tercio de Requetes en la montaña de Montserrat.

El grupo reconoció su acción vía twitter donde se profanaron los símbolos y representaciones que allí había y se quemaron, todo exhibido en un vídeo que compartieron jactándose en las redes sociales. Abogados cristianos decidió ayer denunciar los hechos por tres presuntos delitos en relación a estos hechos: delito contra los sentimientos religiosos (art. 525 del CP); delito de provocación a la discriminación y al odio (art. 510.1 del CP) y delito sobre el patrimonio histórico (art. 323.1 del CP).

Los radicales avisaron por vía de un nuevo comunicado amenazaron con llevar a cabo la destrucción de aquella simbología de “ocupación española o francesa” en Cataluña para excusar sus acciones. Además, llamaron a “multiplicar las acciones y combatir la ocupación”, que según el movimiento se vive en la comunidad.

Acció per la independencia, tras reconocer estos hechos difundió un nuevo vídeo tras la profanación de otro monumento, esta vez un monolito y una cruz, en Santa Maria del Colell, en el que volvían a reivindicar los actos y, además, han amenazado con nuevas acciones en los próximos días.

Por el momento no han avanzado más pistas de lo que podrán ser las nuevas acciones de sabotaje aunque se esperan destrucciones y quemas, pues el grupo uno de sus primeros actos fue la quema de banderas de España para la noche de San Juan, el 23 de junio.

Esta noche es muy conocida en Cataluña donde se queman los muebles viejos y se realiza un alarde de pirotecnia que durante toda la noche hace resonar las calles catalanas. Aprovechando este ambiente de festividad, la organización promovió quemar rojigualdas como acto de rebeldía entre sus miembros.

Esta organización, supone así, el intento desesperado de una parte del secesionismo de volver a tener visibilidad. La extinción de los CDR y la falta de fuerza de otros grupos para convocar al movimiento en concentraciones como se hacía antaño ha hecho visibilizar una falta de unidad y fuerza muy latente.

Acción por la independencia ya defendía volver a dotar de unidad al independentismo, incluso asumiendo el liderazgo de el movimiento que ha perdido mucho fuelle en los últimos años. Aún así, no se sabía gran cosa de este nuevo grupo radical que ahora amenaza con seguir profanando y destruyendo aquellos símbolos que no comparte y que en ocasiones podrían estar protegidos y tener un gran valor cultural.