Vídeo: El independentismo vuelve a quemar la bandera de España en el Ayuntamiento de Vic

Una organización de la órbita de la CUP ha reivindicado la acción

Radicales queman una bandera española en Vic
Radicales queman una bandera española en VicLa Razón (Custom Credit)

Se está convirtiendo en una práctica cada vez más habitual la quema de banderas españolas en edificios públicos catalanes. De nuevo, Vic, un bastión independentista (las formaciones separatistas ostentan 20 de los 21 concejales de la ciudad), se ha convertido en el epicentro de la polémica relacionada con los símbolos nacionales: horas después de que el Ayuntamiento repusiera la bandera de España, que recientemente había sido quitada, independentistas radicales la han vuelto a retirar y quemar.

Así lo ha reivindicado La Forja, un grupo de la órbita de la CUP. “Un nuevo ultraje a la bandera española: unas horas más tarde que el Ayuntamiento de Vic la repusiera, nosotros la retiramos. Nunca aceptaremos la ocupación de nuestra tierra”, ha subrayado la organización en un mensaje a través de las redes sociales.

En el vídeo difundido por Twitter, se puede comprobar cómo los activistas independentistas actúan como en anteriores ocasiones: se encaraman hasta el balcón del ayuntamiento con total impunidad (el edificio consistorial está en pleno centro de la ciudad, una zona bastante concurrida pese a ser de noche), arrancan la bandera del asta, la bajan y luego la queman.

Lo cierto es que esta acción, además, se ha hecho justo después de que un miembro de la Forja, Maurici Sabater, haya quedado absuelto de una acción parecida (un ultraje a la bandera, según informan en la organización). “Con esta acción también queremos mostrar toda nuestra solidaridad hacia nuestro compañero, Maurici Sabater”, afirman en otro mensaje en Twitter. Sabater, no obstante, es de Mora d’Ebre, un municipio situado al sur de la provincia de Tarragona.

De esta manera, el independentismo radical sigue coleccionando episodios de rechazo a España. Además de las quemas de la bandera española en el Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por JxCat con mayoría absoluta (la alcaldesa, Anna Erra, es afín a Carles Puigdemont), también protagonizaron cruentos ataques contra Vox, cuando pisó la ciudad en plena campaña electoral para celebrar un mitin.

Entonces, los dirigentes del partido de Santiago Abascal tuvieron que huir ante el cerco de los radicales, que lanzaron piedras y causaron destrozos en el propio vehículo en el que se trasladaban los dirigentes de Vox (estaban el secretario general, Javier Ortega-Smith, y el líder del partido en Cataluña, Ignacio Garriga).