La covid-19 está activa en 111 centros residenciales de servicios sociales

Un total de 87 de ellos son geriátricos y la mayor parte del resto son para discapacitados

Trabajadores sanitarios en una residencia de ancianos
Trabajadores sanitarios en una residencia de ancianosEuropa Press

Un total de 111 centros residenciales de servicios sociales presentan este miércoles algún caso activo de coronavirus entre los residentes --el miércoles de la semana pasada se contabilizaban 133--: 87 residencias de ancianos, 15 para personas con discapacidad, un centro de salud mental y ocho en otros recursos, como centros de infancia y de personas en riesgo de exclusión.

Según datos de la conselleria de Derechos Sociales, 399 residentes son casos confirmados de la covid-19, un 0,7% del total, y la gran mayoría son asintomáticos o tienen síntomas leves.

Sin embargo, en la última semana --del 6 al 12 de agosto--, se han registrado 57 defunciones de residentes y 82 ingresos hospitalarios.

Entre los profesionales, 393 han dado positivo en los últimos 14 días, un 0,8% del total, y cinco están ingresados en el hospital, ninguno de ellos en UCI.

Por tipología de centro, en las residencias de ancianos hay 339 casos activos, 0,7% de los residentes, en 87 residencias; en centros para discapacitados, 46 casos, 0,7% del total, en 15 residencias, y en centros de salud mental, un caso, 0,1% del total.

El 96,7% de las personas que viven en centros residenciales están vacunadas de la primera dosis y el 95,7% con la pauta completa, mientras que entre los trabajadores, el 90,8% ha recibido la primera dosis y un 89,2% la pauta completa.

En la última semana, entre el 6 y el 12 de agosto, se han realizado 14.838 pruebas PCR y 1.828 test de antígenos a las personas que viven en las residencias de Cataluña, con un 2,56% de resultados positivos.

A fecha de 16 de agosto, del total de 1.023 residencias de ancianos, 91 (8,90%) están en color rojo con casos activos, aparición de nuevos casos y brote en investigación; 175 (17,11%) en naranja, con casos positivos pero el brote está controlado, y 757 (74%) en verde, sin ningún caso.

La misma conselleria ha autorizado retomar las salidas de residentes de menos de tres días, siempre que sea con la burbuja de convivencia, tras la mejora de la incidencia de la covid-19 en las residencias de Cataluña, con unos datos positivos que contrstan y mucho con la situación en general. En el balance de hoy del mismo departamento, se indican 20 fallecidos en las últimas 24 horas.

Esta consierada mejora ha hecho que ambos departamentos actualicen el plan de intensificación de las medidas de control ante el coronavirus en residencias a partir de este martes y durante los próximos 14 días, ha informado el Govern en un comunicado.

Esta actualización del protocolo sigue permitiendo las salidas de tres o más días, como hasta ahora, y los familiares que acudan a recoger a los residentes al centro deberán firmar una declaración de responsabilidad y dar negativo en un test de antígenos.

En caso de paseos o salidas de unas horas, la Generalitat recomienda que sean en espacios abiertos.

Las visitas familiares siguen limitadas a dos personas como máximo por visita, que deberán dar negativo en un test de antígenos supervisado por cualquier profesional de la residencia que haya recibido la formación pertinente para garantizar la protección de residentes y trabajadores.

En cuanto a los profesionales, también se mantienen los cribados periódicos ya establecidos, así como las medidas de aislamiento en caso de ser positivo y la vacunación para nuevas incorporaciones.

En caso de brote entre residentes, se mantiene el aislamiento de 10 días para casos confirmados, mientras que los no confirmados que estén correctamente vacunados no deberán hacer cuarentena, pero sí se harán una prueba PCR.

En este contexto, el Govern ha recordado que aunque las cifras apuntan a una “clara tendencia a la reducción de la incidencia de nuevos casos, la afectación tanto a la comunidad como a las residencias aún es elevada”.

El plan de intensificación de las medidas de control en el entorno residencial, impulsado en julio por la alta incidencia de casos en residencias catalanas, insiste en la “conveniencia de la vacunación” para todas las personas que puedan estar en contacto con residentes.

También vela por la sectorización de espacios en residencias para correctos aislamientos, las unidades de convivencia estables, la formación de los profesionales y la revisión de los circuitos de residuos y de cocina y de las medidas generales de seguridad, como higiene y ventilación de las instalaciones.