La Generalitat expedienta a los bomberos que pusieron canciones de Pablo Hasel desde un camión

La Intersindical anuncia que Interior quiere denunciar ahora a uno de ellos

Protesta de los Bomberos de Lleida por el encarcelamiento del polémico rapero
Protesta de los Bomberos de Lleida por el encarcelamiento del polémico raperoArchivo

El departamento de Interior de la Generalitat ha abierto este verano un expediente disciplinario a los bomberos de Lleida que hicieron sonar una de las canciones del encarcelado rapero Pablo Hasel desde un camión grúa el pasado 19 de febrero.

Hacía 3 días que el rapero había ingresado en la prisión de Ponent, situada junto a las dependencias de los Bombers, cuando estos hicieron sonar la canción “Muerte a los borbones”, de Hasel.

Bombers per la República se manifestaron en contra de la actuación de Interior. Otros usuarios se solidarizaron también con los bomberos de Lleida a través de Twitter, después de hacerse pública la sanción.

Ahora, la Intersindical ha denunciado que el edpartamento de Interior quiere represaliar un bombero por haber puesto una canción del rapero en el parque de bomberos de Lleida el día que fue encarcelado. Le acusan de haber vulnerado el régimen disciplinario de los empleados públicos con una falta grave.

De momento, Interior le ha abierto un expediente sancionador y está previsto que pronto tenga que declarar. Aún no se sabe qué tipo de sanción le pueden imponer. La Intersindical, el sindicato más votado por los bomberos catalanes, denuncia “la actitud inquisitorial de la administración autonómica”.

En junio, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana arrestaron a 18 personas en diferentes municipios del área metropolitana de Barcelona por los presuntos actos de pillaje y robos con fuerza en comercios de la ciudad durante las protestas contra el encarcelamiento de Hasel el pasado febrero.

Poco después de que se produjeran estas acciones, los Mossos d’Esquadra iniciaron una investigación para localizar y detener a los presuntos autores de los robos con fuerza a comercios y entidades bancarias, daños, actos de pillaje y saqueos.

La policía catalana ha asegurado que estas personas, mayoritariamente menores, “aprovechando el anonimato que proporciona la gran cantidad de concentrados que participaban en las diferentes manifestaciones, aprovechaban la situación para realizar actos vandálicos indiscriminados en varios establecimientos de la ciudad”.

En total se arrestaron a 18 personas, 12 de ellas son menores: ocho personas en Barcelona y 10 más en municipios próximos a la ciudad condal; entre los detenidos había cinco personas que se encargaban de revender el material sustraído.

Destacaron que más de la mitad de los detenidos tienen antecedentes policiales relacionados con delitos contra el patrimonio, y han explicado que el dispositivo continúa abierto y no se descartan más detenciones.

Además, los Mossos arrestaron a dos personas presuntamente relacionadas con los disturbios de las protestas por el encarcelamiento del rapero.

Mientras, el Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona investigó a dos agentes de los Mossos d’Esquadra que presuntamente dispararon una bala de foam a una joven de 19 años que perdió el ojo durante la primera noche de protestas.

El juez Joaquín Aguirre admitió la querella interpuesta por la acusación particular e investiga a los dos escopeteros de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d’Esquadra que dispararon balas de foam sobre las 20.30 horas en la Via Augusta de Barcelona.

El magistrado abrió las diligencias oportunas para esclarecer los hechos y poder “determinar la forma y el modo” en el que se produjeron, y también la participación de los agentes.

El abogado de la acusación particular, Xavier Muñoz, aseguró en un comunicado que “muy probablemente este disparo se hizo de forma antirreglamentaria”.

Destacó que “es absolutamente inaceptable que las personas que asisten a una manifestación puedan estar sometidas a unos riesgos vitales como estos”.

Por su parte, la abogada de la Asociación Irídia Anaïs Franquesa consideró “muy positivo” que se cite a declarar a los escopeteros como investigados por un presunto delito de lesiones de inutilización o pérdida de un órgano principal con agravante.