Los empresarios alertan y exigen seguir negociando

El Círculo de Economía pide «responsabilidad» y Foment se posiciona hoy tras haber apoyado con fuerza el proyecto

El Gobierno ha decidido suspender la inversión de 1.700 millones de euros prevista en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat ante la falta de apoyo del Govern de la Generalitat, según la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez
El Gobierno ha decidido suspender la inversión de 1.700 millones de euros prevista en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat ante la falta de apoyo del Govern de la Generalitat, según la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel SánchezMarta PérezEFE

Desasosiego, estupor y quejas ante la paralización de una inversión millonaria para Cataluña y con importantes contrapartidas a largo plazo. Así se puede resumir el estado de ánimo del empresariado catalán ante la suspensión de la ampliación del aeropuerto de Barcelona.

El Círculo de Economía ha sido uno de los primeros en posicionarse y ha reclamado al Gobierno de España y a la Generalitat que «sigan trabajando» y por «responsabilidad» pacten una fórmula que permita mantener la ampliación del aeropuerto de El Prat-Barcelona.

En declaraciones a Efe, el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, aseguró que «lamenta profundamente la decisión del Gobierno español de paralizar la ampliación de El Prat». «El Cercle se reafirma en la defensa de invertir en una infraestructura que es la más importante del país. Pedimos a las dos administraciones que vuelvan a la mesa de diálogo y continúen trabajando para hacer posible esta ampliación siguiendo el principio del pacto del 2 de agosto», ha explicado Faus. «Pedimos sentido de la responsabilidad y de país. Cataluña necesita avanzar», concluyó.

En la misma línea se manifestaron anoche los sindicatos y Pimec. Y es que en términos económicos, la inversión total pactada entre la Generalitat y el Gobierno para la próxima década era de 1.700 millones por parte de Aena, con la previsión de transformarse en 365.000 empleos indirectos, 85.000 directos y un impacto de dos puntos en el PIB catalán (el aeropuerto supondría el 8,9%)

Para el próximo lustro, la inversión prevista de Aena en El Prat era de 364,96 millones de euros, con 108,47 millones para la remodelación de la T1 y la nueva Terminal Satélite y 92,06 millones para el concepto «Ampliación campo de vuelo», relacionado con el alargamiento de la citada tercera pista por encima de la laguna de La Ricarda, un espacio protegido por la red Natura 2.000 y que la Generalitat fijó como línea roja. Ahora, el Gobierno ha retirado el documento y no lo llevará al Consejo de Ministros antes del 30 se septiembre, como se preveía en un inicio.

Foment del Treball, por su parte, ha convocado una rueda de prensa de su presidente Josep Sánchez Llibre esta mañana para posicionarse al respecto. En este sentido, la patronal del empresariado catalán ha sido una de las entidades que más a favor de la ampliación se ha manifestado y en su día aplaudió con fuerza el proyecto.

De hecho y ante la presencia de Pere Aragonès y Pedro Sánchez en un acto organizado el pasado mes de junio en Barcelona, Foment situó la ampliación de El Prat como uno de los ejes de esta nueva etapa política y económica.

En cambio, la Cámara de Comercio de Barcelona aseguró ayer que el anuncio supone «una medida de presión» por parte del Ejecutivo español y aprovechó la polémica para volver a reclamar la gestión del aeropuerto de El Prat. Una de las eternas demandas del independentismo en los últimos años.