Sánchez anuncia que irá a la reunión de la mesa de diálogo con la Generalitat

El presidente del Gobierno, como avanzó LA RAZÓN, estará con Pere Aragonès en la cumbre

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Centro Integrado de Formación Profesional de La Laboral que hoy ha visitado en Gijón.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Centro Integrado de Formación Profesional de La Laboral que hoy ha visitado en Gijón.ELOY ALONSOEFE

Pedro Sánchez ha anunciado que irá a la reunión de la mesa de diálogo con la Generalitat este miércoles. “Voy a hacer una apuesta firme por el diálogo y el reencuentro”, ha afirmado en una entrevista en “TVE”. Tal y como avanzó este diario, el presidente del Gobierno ha apurado al máximo los plazos para tratar de evitar el desgaste de la oposición y, finalmente, se verá con el presidente del Govern, Pere Aragonès. Tras una cita entre ambos por separado en Barcelona, se reunirán ambas delegaciones.

La mesa de diálogo FOTO: M. Roselló

En principio, el encuentro entre Gobierno y Generalitat será este miércoles (contra todo pronóstico, porque el propio Aragonès había dicho que sería entre jueves y viernes) y servirá para poner las bases de una negociación para abordar la crisis política. Eso sí, Sánchez ha avisado que no hay recorrido si el independentismo quiere tratar el referéndum y la amnistía. “Si vamos a un programa de máximos, la conversación va a durar poco. Nosotros vamos con actitud y voluntad de llegar a acuerdo”, ha afirmado Sánchez, que ha reivindicado su balance con Cataluña, que considera que ha apaciguado porque cuando llegó estaba “en llamas”.

El presidente del Gobierno ha reclamado empezar la negociación por cuestiones en que se puedan entender. En este sentido, ha citado el documento con 45 puntos que continuamente han planteado los distintos presidentes de la Generalitat (con aspectos económicos y sociales, de infraestructuras o incumplimientos), pero suprimiendo uno de ellos: el del referéndum. Según ha dicho, “no es lo que necesita Cataluña”. “Lo que sea España lo decidimos todos juntos”, ha añadido. No obstante, también ha recordado que el objetivo con la Generalitat es alcanzar un acuerdo y después será votado, aunque dentro del marco constitucional.

Lo cierto es que la presencia de Sánchez da oxígeno a Aragonès, que había codiciaba su participación para darle vuelo a una mesa de diálogo que ha recibido muchísimos ataques por parte del resto del independentismo. De hecho, los socios de Govern (JxCat) habían avisado ya de que si Sánchez no acudía a la mesa de diálogo, Aragonès tampoco tendría que estar por «dignidad institucional». De momento, los posconvergentes no han elegido a sus tres miembros porque lo habían supeditado a la participación del presidente del Gobierno.

Sánchez ha desterrado toda opción de adelantar elecciones y ha reivindicado que la política española está recuperando cierta “racionalización” al presentarse los presupuestos en “tiempo y forma”. En este sentido, su intención pasa por que estén listos para su tramitación a finales de septiembre o principios de octubre, donde necesitará el concurso de Esquerra para sacarlos adelante. El presidente ha evitado hablar de encuestas (todas pronostican una victoria del PP) y ha dicho que está solo centrado en el día a día.

Respecto a la suspensión de la ampliación del aeropuerto de El Prat, Sánchez ha lamentado que, tras el acuerdo inicial, haya habido llamamientos por parte de miembros del Govern a una manifestación contra esa decisión. Tras recalcar que el Gobierno apuesta por las inversiones en Cataluña y está comprometido en la lucha contra el cambio climático, ha garantizado que cualquier inversión que vaya a hacer, “por grande que sea”, siempre contará con todos los parabienes de declaraciones de impacto ambiental. “Pero lo que se exige es que haya un mínimo consenso institucional, porque si no lo hay, lo que tenemos que hacer es aparcarlo hasta que el Govern madure su posición”, ha añadido.

Casado

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha señalado este lunes que ve “gravísimo” que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, acepte un referéndum si “llega a un acuerdo” con el Gobierno de la Generalitat de Cataluña.

“El colmo es que diga que si llegan a un acuerdo lo van a someter a un referéndum. Se está llegando demasiado lejos por un puñado de votos y la investidura”, ha valorado Casado en una entrevista en la “Cadena Cope”, después de que Sánchez anunciara que acudirá a la mesa de diálogo con Aragonès.

El líder del PP también ha asegurado que, si llega al Gobierno, tipificaría el delito de referéndum ilegal y haría otras “modificaciones legales” contra el “adoctrinamiento educativo” o relacionadas con el delito de rebelión.