Hallan ahorcado en un bosque cerca de El Prat al hombre que mató a su hijo de 2 años en Barcelona

Martín Ezequiel Álvarez habría cometido el crimen para vengarse de su mujer

El cartel repartido para encontrar al hombre que mató a su hijo
El cartel repartido para encontrar al hombre que mató a su hijoLa Razón

El hombre que presuntamente mató a su hijo de 2 años la noche del pasado 24 de agosto ha sido hallado muerto en una zona boscosa cercana al aeropuerto de El Prat de Barcelona. Ha sido encontrado ahorcado y sin ninguna nota de despedida.

Los Mossos seguían buscando hasta ahora al padre que presuntamente asesinó a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona hace tres semanas. Martín Ezequiel Álvarez Giaccio seguía en paradero desconocido desde el martes 24 de agosto por la noche, cuando supuestamente mató al pequeño para vengarse de su madre, a pesar de que la policía difundió su imagen a las pocas horas de conocerse el crimen.

El hecho de que no haya tenido ningún contacto con sus allegados, que haya roto el tratamiento psiquiátrico que seguía o su comportamiento de las horas inmediatamente posteriores al suceso hacía pensar que podría estar muerto.

La investigación policial habría descubierto que el hombre no llevaba consigo su pasaporte, porque este fue hallado en uno de los domicilios que se registraron, aunque en un primer momento se creyó que Álvarez Giaccio había tratado de huir de Barcelona en avión, ya que se desplazó en taxi hasta el aeropuerto de El Prat.

El descubrimiento de esta documentación hace pensar a los investigadores que el presunto asesino de su hijo no habría planificado la huida, lo que también explicaría la precipitación con la que abandonó la habitación del hotel Concordia, saltando una muro en vez de salir por la puerta. Esta opción no habría comportado riesgo alguno porque en aquel momento todavía se desconocía que había matado al menor.

“Lo que te mereces”

Lo que sí había elegido premeditadamente fue el sitio donde cometió el crimen: el hotel donde se había celerado la boda con la madre del niño, con quien estaba en trámites de separación. “En el hotel encontrarás lo que te mereces”, le escribió en un mensaje a la madre del pequeño.

Durante la búsqueda, los Mossos d’Esquadra explicaron que estaban “haciendo todo lo posible” para encontrar al padre del niño. También agradecieron la difusión que ha hecho la ciudadanía de la imagen, el aspecto físico y la vestimenta del presunto agresor por redes sociales y las informaciones que estaban recibiendo gracias a dicha difusión.

Hacia las 22.30 horas de ese martes, agentes de la Guardia Urbana de Barcelona encontraron al niño en el interior de una habitación de un hotel del distrito de Sants-Montjuïc y se activó el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

La madre, que se estaba separando de su pareja, habría llamado alertando de que el padre se había llevado al niño a un hotel de Barcelona y que le enviaba mensajes diciéndole que “se arrepentiría”.

El Sistema de Emergencias Médicas envió al lugar cuatro ambulancias, una de ellas pediátrica, pero los sanitarios, que encontraron al niño inconsciente y con la cara morada, no pudieron reanimarlo.

Después de analizar las cámaras de seguridad, los investigadores comprobaron que el hombre se escapó saltando la valla de la piscina del hotel, pasadas las diez. Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana de Barcelona y las policías locales desplegaron un amplio dispositivo en toda Cataluña para localizar y detener al padre del niño.

En la investigación, a cargo de los Mossos d’Esquadra, han sido determinantes las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel, que captan a un hombre abandonando la habitación en la que se produjo el homicidio y saltando posteriormente la valla de la piscina para huir del lugar de los hechos, momento en el que se le pierde la pista.

En las imágenes se veía a un hombre de mediana edad, vistiendo vaqueros, una camiseta de color gris y unas zapatillas deportivas.

En las tareas de búsqueda y captura de este hombre participó también un helicóptero de los Mossos d’Esquadra, que ha estado sobrevolando el distrito de Sants-Montjüic, donde está ubicado el hotel en el que se produjo el homicidio.

En paralelo, la unidad de investigación de los Mossos recabaron toda la información posible sobre personas del entorno familiar y social de los progenitores del niño asesinado, a los que está tomando declaración desde primera hora de esta mañana, para esclarecer las circunstancias de la muerte del menor y determinar con exactitud la autoría de los hechos. Se sabe que los padres del pequeño fallecido estaban en proceso de separación, que podría ir muy mal teniendo en cuenta el mensaje escrito por el ahora fugitivo buscado en toda Cataluña.