Junts carga contra ERC y torpedea la mesa: “Vamos peor que los cangrejos”

Aragonès critica la reacción de los posconvengentes pero se cita este jueves con el vicepresidente Puigneró para informarle

La vicepresidenta y portavoz posconvergente, Elsa Artadi
La vicepresidenta y portavoz posconvergente, Elsa ArtadiJxCAT

Una de las sorpresas de la reanudación del diálogo entre la Generalitat y la Moncloa es la severa crisis que ha dejado el foro en el seno del Govern, con Junts fuera de una cita clave en Cataluña a nivel político. Un cisma que ha estallado tras el fuerte choque del partido de Puigdemont con ERC y el president Pere Aragonès por proponer una delegación con dos expresos indultados -Jordi Sànchez y Jordi Turull-, además del vicepresidente Jordi Puigneró y la diputada en el Congreso, Miriam Nogueras.

Las críticas las han verbalizado con dureza dos pesos pesados de Junts, Elsa Artadi y el propio Turull, el día después de la cumbre entre Sánchez y Aragonès en el Palau de la Generalitat. “Vamos peor que los cangrejos”, ha clamado la vicepresidenta posconvergente Elsa Artadi, quien se ha mostrado muy tajante con el foro y lo ha comparado con la primera reunión del Ejecutivo de Torra en la Moncloa. “No ha habido ni comunicado conjunto, ni metodología ni representación mayoritaria del independentismo”. Y es que Artadi afea que este 15 de septiembre se pactara una negociación sin fechas y bajo secretismo en la cumbre entre Sánchez y Aragonès.

“El resultado fue muy pobre”, ha sentenciado en una entrevista en Ràdio 4. Una clara enmienda a la estrategia negociadora y pactista de los republicanos, socios del partido de Puigdemont en el Ejecutivo catalán. La propia Artadi ha confesado que “el elemento central de ERC” [por la mesa de diálogo] queda “muy tocado” y se ha convertido en un foro “de partidos” que ya pactan “en Madrid”. “Hay que hacer una reflexión”, ha exigido tras asegurar que Aragonès fue en representación de ERC y no del Govern pese a ser el president.

Artadi, además, ha mantenido que no había un pacto verbal para nombrar a miembros únicamente del Govern para la mesa, un extremo que sí defiende Aragonès, quien dio un golpe de autoridad para blindar la mesa y bloqueó la delegación presentada por Junts. El propio Turull ha defendido en otra entrevista en TV3 la alineación posconvergente y ha confirmado el plante ante el “no” del president: de momento, los posconvergentes no cambiarán ni un nombre.

En este sentido, JxCat también esgrime el pacto de gobierno con ERC, que incluye lo siguiente: “ERC y Junts acuerdan trabajar desde la confianza y la lealtad mutua para fortalecer la posición negociadora de la parte catalana y mejorar las condiciones y garantías del proceso de negociación”. Y sobre los miembros de la Generalitat, incluye: “La delegación catalana en el proceso de negociación será elegida por consenso y nombrada por el Govern, con la voluntad de que represente la pluralidad del proyecto independentista y tiene la voluntad de representar y defender los grandes consensos a favor de la autodeterminación y la amnistía de la mayoría del 80% de la ciudadanía”.

Ante esta fuerte crisis tres meses y medio después de que el Govern iniciara su andadura, el presidente de la Generalitat ha citado este jueves por la mañana al vicepresidente Jordi Puigneró para informarle sobre los detalles de la reunión de la mesa de diálogo. También ha asegurado que, tras la reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la mesa de diálogo, habló por mensaje con el líder de ERC, Oriol Junqueras, para contarle cómo había ido el encuentro, aunque ha dicho que se tendrán que reunir para hablar con la “profundidad necesaria” en los próximos días.