Conduce ebrio y drogado y mata a dos personas

Los hechos sucedieron la noche del viernes en la A-22 en Lleida

Aspecto del coche accidentado
Aspecto del coche accidentado FOTO: Mossos d'Esquadra

Los Mossos d’Esquadra han detenido este viernes por la noche a un hombre de 38 años en Lleida como presunto autor de dos homicidios por imprudencia grave, conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, y omisión del deber de socorro.

Los hechos sucedieron hacia las 23 horas en la autovía A-22, cuando una patrulla de la policía catalana que se encontraba en una gasolinera cercana observó un vehículo circulando por la autovía en sentido Lleida a muy baja velocidad y que parecía tener una rueda pinchada, han informado los Mossos d’Esquadra en un comunicado.

Los agentes accedieron rápidamente a la autovía y consiguieron parar con seguridad al vehículo --un todoterreno--, que presentaba un fuerte golpe en la parte delantera, le faltaba la matrícula y el parachoques y tenía una rueda pinchada.

Tras observar que el conductor y único ocupante mostraba síntomas de ir bajo efectos de alguna sustancia, se le hicieron pruebas de detección y dio positivo en alcoholemia con una tasa tres veces superior a la permitida, así como en la prueba de drogas.

Mientras los Mossos hacían las gestiones pertinentes, otro conductor se acercó para informar a los agentes de que en un punto cercano de la A-22 se había producido un accidente.

Varias dotaciones policiales, además de tres de los Bombers y tres más del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM), acudieron al lugar indicado, donde localizaron a dos personas muertas --un hombre de 41 años y una mujer de 39-- y los restos de su motocicleta, así como la matrícula del todoterreno.

Según las primeras gestiones, el conductor habría provocado el accidente mortal y seguido la marcha antes de ser interceptado por los agentes, por lo que fue detenido y pasará a disposición judicial en las próximas horas.

Por otra parte, los Mossos d’Esquadra denunciaron penalmente el martes a una conductora de 27 años, de nacionalidad española y vecina de Almacelles (Lleida), por supuestamente conducir a 215 kilómetros por hora en la A-22 a su paso por el término municipal de Lleida.

Los Mossos detectaron en un control de velocidad, en el punto kilométrico 6,5 de la A-22, un turismo que circulaba a 215 kilómetros por hora, en un tramo en el que la velocidad máxima es de 120, ha informado este jueves la policía catalana.

Una patrulla detuvo el vehículo y denunció a la conductora por un delito contra la seguridad vial por conducir a una velocidad penalmente punible.