El Parlament rinde un pobre homenaje a Torra un año después de su inhabilitación

Pere Aragonès se presta a participar en el acto, previo al inicio del Debate de Política General

El Parlament, a iniciativa de su presidenta Laura Borràs, ha organizado hoy un homenaje a Quim Torra con motivo del primer aniversario de su inhabilitación como president. Y, aunque se ha esforzado por darle toda la solemnidad posible ya que han participado Pere Aragonès y Jordi Puigneró, la estampa ha sido bastante desangelada ya que apenas ha logrado reunir a un puñado de diputados independentistas para recibirle.

De hecho, en el acto en sí celebrado en la presidencia del Parlament, se ha ausentado un miembro de la Mesa del Parlament de Esquerra, Ruben Wagensberg. Tampoco han estado, como es natural, ninguno de los dos miembros del PSC, Eva Granados y Ferran Pedret. El acto se ha celebrado justo una hora antes de que dé comienza el Debate de Política General, que debe dar el pistoletazo de salida al curso político y donde se expondrán las líneas maestras del plan del Govern en la legislatura.

Durante el parlamento, Torra ha agradecido el gesto y ha arrancado con un mensaje de ánimo para los CDR que se encuentran ahora procesados por un delito de terrorismo. “Mis primeras palabras son de solidaridad con todos ellos”, ha lanzado el expresident, condenado hace un año a 18 meses de inhabilitación por desobedecer a la Junta Electoral Central que pidió retirar una pancarta a favor de los presos independentistas durante un periodo electoral.

Torra ha cargado contra el Estado, al que ha acusado de “demofóbico” después de la detención de Carles Puigdemont, y ha reiterado que volvería “a hacer lo mismo” que hizo y que le ha costado la inhabilitación. “Estoy pendiente de un juicio por haber hecho lo mismo”, ha asegurado, ya que está procesado por un nuevo delito de desobediencia tras negarse en otro momento a retirar la misma pancarta. En este sentido, ha reclamado un “horizonte concreto para conseguir la independencia” tras situar como prioridades de la acción política la agenda verde y la lucha contra la pandemia.

Aragonès también ha expresado su rechazo a las actuaciones del Estado por dejar en “interinidad” a la Generalitat en un “momento duro” por la pandemia y ha insistido en que la única respuesta pasa por la amnistía y el derecho de autodeterminación. En este punto, tampoco ha hecho ninguna mención a la vía negociada, teniendo en cuenta que Torra ha sido siempre muy hóstil hacia la mesa de diálogo abanderada por Esquerra.