Cárcel para los presuntos violadores de una menor discapacitada

Tres de los detenidos van a prisión por no impedir la agresión sexual a la chica en Rosselló

Juzgados de Lérida
Juzgados de Lérida FOTO: Europa Press

El Juzgado de Instrucción 1 de Lleida, en funciones de guardia, ha enviado a prisión provisional sin fianza a los cuatro detenidos por presuntamente agredir sexualmente a una menor de 16 años en Rosselló.

Los cuatro se han acogido a su derecho a no declarar cuando han pasado a disposición judicial este miércoles y la jueza mantiene la causa abierta por un presunto delito de agresión sexual, ha explicado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El domingo por la noche, los Mossos d’Esquadra detuvieron a dos hombres de 23 y 31 años: a uno por presuntamente violar a la chica y al otro por no haber evitado la agresión.

El lunes por la noche, la policía arrestó a dos sospechosos más, que ya habían declarado ante los Mossos antes de la detención.

La policía atribuye la autoría a uno de los cuatro detenidos y los otros tres están investigados por supuestamente no impedir la violación a la menor.

De esta manera, los Mossos d’Esquadra detuvieron el lunes por la noche a dos hombres más presuntamente relacionados con la agresión sexual de una joven en la zona del Segrià, en este caso por no impdir el delito.

Según explicó la policía catalana, a estos dos hombres ya se les había tomado declaración, pero finalmente fueron detenidos por “no haber evitado la agresión”.

Los hechos pasaron durante la tarde del domingo en un pueblo de la zona de el Segrià (Lleida), y los agentes detuvieron el mismo día por la noche a dos hombres de 31 y 23 años --uno como presunto autor y el otro por presuntamente no haber evitado la agresión--.

Los Mossos explicaron que se trataba de compañeros de piso de los dos primeros arrestados, que habrían sido testigos de la agresión y no habrían hecho nada para impedirla. Según la policía, a estos dos nuevos arrestados ya se los tomó una declaración inicial el domingo, después de tener lugar los hechos pero quedaron en libertad. Una vez finalizó el interrogatorio con la víctima, los mossos decan decidido arrestarlos también al considerar que son cómplices de la agresión a pesar de no participar. Los hechos habrían pasado el domingo por la tarde y la agresión habría tenido lugar en un piso del municipio.

Los Mossos detuvieron inicialmente a dos hombres, vecinos de Rosselló y de origen marroquí, igual que la víctima, como supuestos autores. De hecho, según la policía, uno sería el autor material de la violación y el otro habría disfrutado viéndola y sin hacer nada para impedirla. A ellos se sumaron los dos detenidos más compañeros de piso de los primeros dos arrestados.

Centenares de vecinos de Rosselló hicieron el lunes por la tarde una manifestación contra estos hechos y se desplazaron hasta el piso de los supuestos agresores donde la presencia de los Mossos d’Esquadra evitó que hubiera incidentes. De esta manera, unas 350 personas se manifestaron para denunciar la supuesta violación sufrida por su vecina de 16 años.

Durante la concentración, la familia de la víctima agradeció el apoyo de los vecinos que participaron en la búsqueda de la menor el domingo, cuando habría ocurrido la violación, y señalaron que confían en la justicia para “erradicar estos delitos y que los niños puedan salir a la calle a jugar sin amenazas”. Un centenar de vecinos se desplazó hasta la vivienda de los detenidos donde la presencia de los Mossos evitó incidentes.

La familia de la menor denunció su desaparición durante la tarde del domingo y sobre las 16.00 horas los Mossos anunciaron que habían encontrado a la joven en la calle Major. No fue hasta una hora después cuando los agentes informaron al alcalde, Josep Abad, que la joven podría haber sido víctima de un delito contra la libertad sexual. “Es normal que los vecinos estén alterados”, dijo. .

Una noticia de este tipo enciende a cualquiera”, explicó el alcalde, que añadió que “aún así, tenemos que intentar no crear una alarma social y dejar que la investigación avance”. Además, señaló que la familia recibirá ayuda psicológica para “intentar acompañarles en un momento tan duro como este”. En los seis primeros meses del año, las denuncias por agresiones sexuales se duplicaron en las comarcas leridanas.