Economía

Los recelos a una purga en Cercanías crispan la huelga de Renfe en Cataluña

Casi 900 trenes han sido suspendidos en apenas dos días de paros sindicales

Decenas de pasajeros en los andenes este jueves durante la huelga de maquinistas convocada por el sindicato Semaf
Decenas de pasajeros en los andenes este jueves durante la huelga de maquinistas convocada por el sindicato Semaf FOTO: Alejandro García EFE

Cercanías y Barcelona llevan años reñidos, casi tantos como planes han propuesto los sucesivos gobiernos de España para remediarlo sin que ninguno llegara a buen puerto. Por ello, a nadie extraña que en las negociaciones para los presupuestos del Estado el traspaso definitivo esté sobre la mesa. De ahí que la huelga vivida los dos últimos días haya sido mucho más cruenta en Cataluña que en el resto de España, con la salvedad, en menor medida, de la Comunidad Valenciana.

La histórica demanda del traspaso de Cercanías a la Generalitat, por lo tanto, es uno de los motivos principales de las ocho jornadas de huelga que ha convocado el sindicato de maquinistas Semaf. La oposición del sindicato viene de lejos, y explica el enfrentamiento entre la empresa y los trabajadores sobre los servicios mínimos de la huelga y el caos ferroviario que se ha derivado.

El Semaf sitúa, entre los motivos principales de la huelga, la demanda de incorporación de nuevo personal para cubrir el empleo no cubierto en los últimos años y la recuperación de las circulaciones suprimidas. En el fondo, sin embargo, la gran preocupación de los maquinistas no es ésta, sino un posible traspaso de Cercanías a la Generalitat.El portavoz del Semaf, Luis Moyano, recuerda que entre el 80 y el 90% de la plantilla de maquinistas es de fuera de Cataluña, y alerta de que una posible “desintegración” de Renfe se pondría en riesgo retorno de estos trabajadores a su lugar de origen. De hecho, a principios de agosto, el Semaf ya avisó que llegaría “hasta la última consecuencia” si se transfiere el personal de Renfe.

Fuentes cercanas a Renfe ven un trasfondo político en la huelga de los maquinistas, y la situación caótica que se ha generado, con cientos de trenes cancelados. Niegan que haya este riesgo para los trabajadores ya que los términos de un hipotético traspaso aún no se han puesto sobre la mesa, y consideran que la voluntad última de la protesta es obstaculizar el diálogo entre las administraciones.

El secretario general del Departamento de la Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio, Ricard Font, asegura que “no hay motivos” para que los maquinistas hagan huelga contra un posible traspaso de Cercanías. “El Semaf sabe perfectamente que sus derechos laborales no se tocarían, el sueldo no se tocaría”, asegura Font en una entrevista en TV3. Añade, además, que los maquinistas también mantendrían la opción de movilidad geográfica y la posibilidad de optar a un ascenso dentro de Renfe. Font ha declarado que el hecho de estar ante una huelga que, entre otras cosas, “tiene la motivación de impedir este traspaso”, hace necesario exigir que la negociación se abra de la manera más rápida posible. También, según Font, el objetivo de este traspaso es que, de una vez por todas, Cataluña tenga unos servicios de Rodalies y Regionales “a la altura de las necesidades de sus ciudadanos”, que los utilizan cada día para desplazarse y que se ven perjudicados por “el mal servicio que reciben del operador Renfe”.

Dos días de infarto

La huelga de maquinistas de Renfe convocada el jueves ha causado graves alteraciones en los servicios de Rodalies y ha obligado a cancelar nada menos que 860 trenes en dos días, 443 el viernes y 417 hace dos días. Así, apenas se ha podido prestar, aproximadamente, el 40% de los servicios mínimos previstos.

En este contexto, las dos jornadas empezaron con retrasos generalizados que Renfe achaca al incumplimiento de los servicios mínimos por parte de un grupo de maquinistas, como asegura que ocurrió este jueves y también en la huelga en la Comunidad Valenciana, algo que el sindicato niega. La compañía ha avisado de la apertura de expedientes por incumplir estos servicios mínimos, motivo por el que se han abierto 31 en total -teniendo en cuenta tanto Cataluña como Comunidad Valenciana-, detallaron.

La Conselleria de Empresa y Trabajo de la Generalitat y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) decretaron unos servicios mínimos del 85% en Rodalies. La huelga se extenderá también a los días 1, 4, 5, 7, 8, 11 y 12 de octubre por el “incumplimiento de acuerdos alcanzados en 2007 para garantizar la integridad en la prestación de los servicios por el Grupo Renfe frente al proceso de trasferencias en el ámbito de Cataluña”, según el sindicato.