Barcelona aprueba las tasas municipales: estos son los impuestos a pagar en 2022

La abstención de ERC ha permitido al gobierno de Colau iniciar la tramitación de las medidas tributarias

Barcelona congela los impuestos municipales de 2022
Barcelona congela los impuestos municipales de 2022 FOTO: David Zorrakino Europa Press

Un año y medio más tarde, los 41 concejales de Barcelona han vuelto a verse las caras. La apariencia de normalidad, sin embargo, sigue sorprendiendo e incluso algún edil quiso dejar constancia de su disconformidad con la escasa distancia que el pleno municipal permite a los presentes. En cualquier caso, ha servido para que el el Ayuntamiento haya aprobado de forma provisional las ordenanzas fiscales para 2022, que prevén congelar las cuotas de tasas e impuestos. El punto ha salido adelante gracias a la abstención de ERC, que permitirá iniciar la tramitación para aprobar los tributos de forma definitiva antes de que acabe el año. El resto de la oposición ha votado en contra y ha recriminado que la congelación mantiene elevada la presión fiscal a los barceloneses, algo que el gobierno municipal ha negado.

El debate ha comenzado con una intervención del primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que ha anunciado la voluntad del gobierno de mantener para 2022 la bonificación del 75% en la tasa de terrazas. En un primer momento, se dejó en la negociación con los grupos decidir su porcentaje. Collboni aseguró que congelar impuestos, con el incremento del IPC, representa una rebaja fiscal. También ha dicho que Barcelona (905€/habitante) está por debajo de Madrid (1.100€/habitante) en la factura de impuestos. La propuesta también incluye una bonificación del 30% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los inmuebles de uso industrial para la instalación de sistema para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía del suelo, y una reducción del 20% en la tasa de recogida de residuos domiciliaria a los vecinos que tienen un sistema individualizado.

ERC salva el trámite

La abstención de ERC ha salvado la tramitación de las ordenanzas fiscales, ya que incluso grupos como el PP o Barcelona pel Canvi, que en comisión no se opusieron, han acabado votando en contra. El concejal Jordi Castellana (ERC) se ha mostrado igualmente crítico con el gobierno municipal porque “mantiene la inercia” de los últimos años. También ha criticado incumplimientos como por ejemplo en la tasa Amazon o la rebaja de la tasa de residuos, y ha destacado el “cambio de discurso radical” del gobierno con la tasa de terrazas.

La líder municipal de Junts, Elsa Artadi, ha dicho que son las mismas ordenanzas que si no hubiera habido pandemia “sin acompañamiento ni apoyo” a la ciudadanía. Desde Cs, Luz Guilarte ha dicho que la propuesta del gobierno “consolida el impuestazo de 2020″ y ha asegurado que en Barcelona se pagan “más impuestos por menos servicios”. Eva Parera (Barcelona pel Canvi) ha apuntado que para recuperar la economía es necesario bajar impuestos y que “la congelación no es suficiente”.

El punto tuvo también una batalla de carteles e informes propia de un debate de campaña electoral. El popular Josep Bou ha mostrado dos carteles para ejemplificar que Barcelona es la ciudad del estado con los impuestos más altos. “Estamos en la Champions League”, ha afirmado. La réplica ha llegado de la concejala de Hacienda, Montserrat Ballarín, que ha lucido un estudio de la OCU que sitúa a Barcelona en el puesto 19 de ciudades en las cuotas del IBI. “No somos la ciudad con impuestos más altos ni más cara”, ha asegurado Ballarín, que se ha mostrado abierta al diálogo para negociar bonificaciones.

Los ingresos de la plusvalía

Ballarín también ha respondido a la preocupación que han expresado varios grupos por los ingresos de la plusvalía (180 millones de euros) que, tras la sentencia del Constitucional que anula este impuesto, no se podrán cobrar el próximo año. De hecho, este jueves registraron una petición que solicita al secretario del consistorio un informe sobre la “idoneidad” de seguir tramitando las ordenanzas fiscales tras la sentencia del TC.“Se va a solucionar bien y rápido”, ha afirmado la concejala, que ha asegurado que el Ministerio de Hacienda está trabajando en una compensación para los ayuntamientos. Castellana (ERC) ha advertido que sin los ingresos de la plusvalía “no sé cómo haremos el presupuesto”.