La CUP boicotea una conferencia de Aragonès y exige un “giro radical” al Govern para los presupuestos

La militancia antisistema alerta que no se están cumpliendo los acuerdos de la investidura y protesta contra proyectos como los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al director de la Trobada Empresarial al Pirineu, Vicenç Voltas, y el obispo de La Seu d'Urgell, Joan Enric Vives, este viernes.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al director de la Trobada Empresarial al Pirineu, Vicenç Voltas, y el obispo de La Seu d'Urgell, Joan Enric Vives, este viernes.EUROPA PRESS EUROPA PRESS

La tensión sigue en aumento entre el Govern y la CUP en plena cuenta atrás para la negociación de los presupuestos catalanes. Y es que el día ha dejado dos imágenes que demuestran el choque entre ambos: un concejal de la CUP en el Ayuntamiento de la Seu d’Urgell (Lleida), Bernat Lavaquiol, y un miembro de la plataforma contra la candidatura olímpica Barcelona-Pirineus 2030 han boicoteado esta mañana el discurso del president, Pere Aragonès, en la inauguración de la 32 Trobada Empresarial al Pirineu; y esta tarde las bases del partido antisistema han acordado esta tarde exigir un “giro radical” al Ejecutivo para pactar las cuentas.

Según ha compartido el mismo Lavaquiol en sus redes sociales, considera que esta candidatura deportiva “destrozará el territorio” y condenará a la zona “a vivir de un modelo económico basado en el turismo estacional”. De ahí que, cuando apenas hacía pocos minutos que Aragonès había iniciado su discurso, los dos ‘activistas’ se han levantado gritando “No a los juegos” enseñando una bandera de oposición al certamen olímpico.

Finalmente, y después de que se les haya invitado a mostrar su parecer en el coloquio posterior, han abandonado la sala permitiendo seguir con la conferencia inaugural.

Y es que las diferencias entre el Govern y la CUP son notorias en plena recta final para los presupuestos, una negociación ardua y endiablada, que se complica por momentos a poco más de una semana de que el Consell Executiu apruebe previsiblemente las cuentas, el 9 de noviembre.

Para añadir presión en plena recta final, los antisistema han consultado a sus bases cómo abordar la negociación. En este contexto, la CUP ha reunido hoy a las organizaciones que integran la candidatura parlamentaria, la COP (Coordinadora Abierta Parlamentaria), y la militancia ha reafirmado sus demandas para la negociación: la defensa de la sanidad pública, del derecho a la vivienda y el impulso de la vivienda pública, la energética pública y el despliegue de un plan de industrialización, “en contraposición a los macroproyectos turísticos y especulativos” que aseguran que quiere impulsar el Govern.

Se han emplazado a seguir negociando las cuentas para “garantizar que el Ejecutivo haga un auténtico giro a la izquierda”, y han criticado el Decreto de las renovables impulsado por el Govern y que haya rechazado la moratoria de las balas de foam, y que también impulse proyectos como los citados Juegos Olímpicos de Invierno, el Circuito de Fórmula 1 o la ampliación del Aeropuerto de Barcelona.