CUP, Podemos y PSC: posibles socios del Govern, descontentos con los presupuestos

Las tres formaciones han evitado aclarar qué postura adoptarán en la primera votación en el Parlament

El Govern ha aprobado esta mañana el proyecto de presupuestos para 2022, aunque sigue sin tener garantizada su tramitación en el Parlament. Los grupos tienen que valorar a partir de hoy la propuesta y estudiar si presentan una enmienda a la totalidad o no. De momento, los tres potenciales socios de la Generalitat (CUP, Podemos y PSC) se han mostrado hoy descontentos y han evitado aclarar qué votarán en el Parlament.

El diputado de la CUP, Xavier Pellicer, ha evitado entrar en concreciones de los números y se ha limitado a advertir de que es “arriesgado” que el Govern haya aprobado los presupuestos “sin tener acuerdo”. Pellicer ha querido dibujar el marco de la CUP para poder aprobar las cuentas: se debe producir un “giro a la izquierda para potenciar derechos sociales” y se debe plantear “un nuevo modelo económico que abra una nueva etapa y deje atrás 40 años de sociovergencia”; y, se debe diseñar una hoja de ruta independentista para encontrar una solución al “conflicto con el Estado” ya.

“Una vez tengamos una visión global, responderemos a las cuestiones concretas”, ha señalado Pellicer, quien ha repasado los cinco ejes de sus peticiones: reforzar la sanidad pública, un plan para la emergencia habitacional, acabar con los macroproyectos (Juegos Olímpicos de Invierno, ampliación del aeropuerto o el Hard Rock), políticas contra la desigualdad y escapar del “estancamiento y hacer virar a Cataluña hacia la izquierda. Los cuperos deciden, en todo caso, este fin de semana el signo de su voto con la celebración de asambleas con la militancia.

No obstante, Endavant, una de las organizaciones que componen la CUP, ya ha avanzado este martes que la posición del partido debe ser de un “no rotundo” a los presupuestos y se tiene que dar por acabado el acuerdo de legislatura para investir a Pere Aragonès.

El diputado de la marca catalana de Podemos (Comunes), David Cid, ha reconocido que se ha elaborado un presupuesto “expansivo”, aunque se ha mostrado crítico porque lo ha atribuido a los fondos europeos, a la reforma fiscal que impusieron en 2020 que supone un incremento de ingresos de 588 millones de euros y a los Presupuestos Generales del Estado y las transferencias. “No hay esfuerzos de la Generalitat para que sean expansivos”, ha expuesto Cid, que ha recriminado la posición hipócrita de JxCat porque en Madrid tumbará los PGE y luego elabora unas cuentas condicionadas por lo que pueda salir de esos números. Cid también ha criticado que se destinen 120 millones de euros al macroproyecto de Hard Rock y ha mantenido la mano tendido a Esquerra para negociar.

La diputada del PSC, Alícia Romero, también se ha expresado en la misma línea que Cid y ha recordado que, de los 5.000 millones de euros de incremento con respecto a los presupuestos de 2020, la mitad proceden de los fondos europeos y la otra mitad vienen “mayoritariamente” del Estado. “No son nuestros presupuestos, no nos gustan”, ha declarado Romero, que ha criticado que se tengan que tramitar por la vía rápida, en menos de un mes y medio, “sin poder trabajarlos a fondo”. Ahora bien, ha mantenido las puertas abiertas a negociar las cuentas, aunque ha reconocido que no ha recibido ninguna llamada del Govern.

VOX, PP y Ciudadanos

El portavoz de Vox, Antonio Gallego, ha criticado este martes los presupuestos aprobados por el Govern y ha indicado que lo más “coherente” sería que su formación presente una enmienda a la totalidad, aunque no ha avanzado si lo harán (ha pedido 24-48 horas para decidirlo). “Es difícil confiar en un Govern que ha hecho del proceso rupturista su caballo de batalla”, ha indicado el diputado de Vox, que ha añadido que la prosperidad económica y el proceso soberanista son “antónimos”. Gallego ha dicho que unos presupuestos que traen “más administración, más intervencionismo, más peso del sector público en la economía, más chiringuitos y más gasto”, por lo que no van “en la línea correcta para apuntalar la recuperación económica”. Entre los elementos del presupuesto que ha criticado el portavoz de Vox en el Parlament se encuentran los fondos para el departamento de Igualdad y Feminismos, los fondos para TV3 o para Industria.

La diputada del PP, Eva Parera, ha ido más allá que Vox y ha confirmado que su grupo presentará una enmienda a la totalidad de unos presupuestos del Govern “hechos para contentar a la CUP”, y ha criticado que el PSC pretenda aprobarlos después de haber hecho campaña de voto útil constitucionalista contra el secesionismo. “Presentaremos enmienda a la totalidad y también enmiendas sectoriales para mejorar algunas partidas deficitarias. Por desgracia, en estos presupuestos son más importantes la promoción del procés que la reactivación económica”, ha dicho. Entre los puntos que tras una primera lectura rápida han echado en falta los populares catalanes están “ayudas insuficientes para empresas y pymes”. Más allá, Parera ha criticado que TV3 y Catalunya Ràdio tengan partidas más cuantiosas que las previstas para desarrollo empresarial o promoción industrial, por ejemplo.

El portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Nacho Martín Blanco, ha abierto la puerta este martes a llevar los presupuestos de la Generalitat al Consejo de Garantías Estatutarias: “Los miraremos con lupa”. Cs también sopesa presentar una enmienda a la totalidad a los presupuestos, aunque su portavoz en el Parlament no ha confirmado si finalmente optarán por este mecanismo o por “una batería de enmiendas al articulado”. Asimismo, ha expresado la preocupación del partido por las palabras del conseller de Economía, Jaume Giró, que ha asegurado que habrá “presupuestos o presupuestos”, lo que, para su partido, implica que el Govern tiene ya atado el apoyo del PSC a las cuentas.