Cataluña impone el uso del pasaporte Covid para entrar a restaurantes y gimnasios

La Generalitat lo implanta también en residencias de gente mayor

El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon.
El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon.PARLAMENT PARLAMENT

La pandemia continúa en expansión en Cataluña y, en el conjunto de España, ya es la cuarta autonomía con la mayor incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes: en concreto, está en 183 casos, solo por detrás de Navarra (373), País Vasco (286) y Aragón (208). Con este escenario, la Generalitat ha decidido hoy ampliar el uso del pasaporte Covid más allá del ocio nocturno, tal y como estaba establecido. A partir de ahora, también será obligatorio el uso del certificado para entrar en locales de restauración, gimnasios, centros deportivos y residencias de gente mayor.

“Hace semanas que la tendencia al alza es preocupante”, ha señalado la portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja. “Este aumento de casos se nota en la asistencia sanitaria, tanto en atención primaria como en ingresos hospitalarios”, ha subrayado Plaja. Y es cierto que este incremento de casos también está yendo acompañado de un incremento de la presión hospitalaria: en tan solo una semana, la autonomía ha pasado de tener 410 pacientes hospitalizados a 519 hoy. En las UCI, se ha pasado de 96 ingresados a 119 (23 más).

Con esta nueva medida, la Generalitat intenta evitar la aplicación de restricciones con el alza de los contagios. De esta manera, según argumentan, se reducen los riesgos de contagio ya que “la evidencia científica certifica que las posibilidades de contagio es mayor en espacios interiores”. De momento, la curva de contagios se ha disparado sobre todo entre los más pequeños, que son justamente los que no están todavía vacunados (por debajo de 12 no hay autorización todavía): la franja de 0 a nueve años está en 157 casos a siete días; entre 10 y 19 años está en 112 casos; del resto de franjas de edad, destacan el grupo de 30-39 años (91) y 40-49 (109).

La buena señal es que la Rt, que mide la velocidad de expansión de coronavirus, se ha reducido a 1,42 tras haber llegado a 1,63 en la última semana. Esto significa que, aunque la pandemia sigue en expansión y los casos crecen, lo están haciendo a menor velocidad y está lejos de la Rt de junio-julio, cuando llegó a estar por encima de 3 y la pandemia se disparó.

En un principio, la resolución para la que pedirán aval al TSJC tendrá una vigencia de 15 días, pero Plaja ya ha adelantado que la duración de esta medida podría alargarse “si los datos así lo marcan”. De aceptar esta medida el TSJC, entraría en vigor el viernes por la noche. No obstante, el riesgo está en que la Justicia lo tumbe como ha ocurrido en el País Vasco, donde la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha rechazado que se pueda exigir en el País Vasco el pasaporte covid como condición para acceder a los locales de ocio nocturno y a los restaurantes de más de 50 comensales. “Confiamos que el TSJC en este ámbito se base en criterios epidemiológicos. La resolución que se presente tendrá en cuenta todos los aspectos jurídicos y será cuidadosa con todos los elementos”, ha señalado Plaja.