Nórdica celebra 15 años apostando por hacer buenos libros ilustrados

El sello celebra su aniversario con la publicación de una antología poética titulada «Érase un verso»

Sylvia Plath interpretada por Sara Morante
Sylvia Plath interpretada por Sara MoranteNórdica Libros

Que una editorial cumpla 15 años en los tiempos que vivimos es una buena noticia. Pero si esa editorial, además, ha dejado huella creando un estilo propio, entonces ya no hablamos de un aniversario sino de un acontecimiento.

En estos días sopla las velas de ese cumpleaños Nórdica, un sello creado y dirigido por Diego Moreno que ha sabido forjarse como un nombre de referencia en la edición independiente y que ha sabido convertir el libro ilustrado en su principal estandarte. Para conmemorar la efeméride, Nórdica acaba de publicar «Érase un verso (poemas de hadas revisitados», a partir de una selección y traducción de Lawrence Schimel de composiciones de autores como Neil Gaiman, Sylvia Plath, Leonard Cohen, Anne Sexton, Nancy Springer, Gregory Maguire o Matt Bell, todos ellos acompañados de ilustraciones de nombres de la talla de Fernando Vicente, Ignasi Blanch, Sara Morante, Agustín Comotto, Noemí Villanueva, MO Gutiérrez, Antonio Santos o Adolfo Serra, entre otros. Es una relectura, de la mano de algunos de los mejores poetas de este siglo y del pasado, de los cuentos de hadas clásicos, desde «La cenicienta» a «Caperucita roja» pasando por «Rapunzel», pero creando también un diálogo con los ilustradores que han trabajado para Nórdica a lo largo de estos quince años de muchos libros y buena tinta.

Ilustración de Javier Olivares para un texto de Anne Sexton
Ilustración de Javier Olivares para un texto de Anne Sexton FOTO: Nórdica Libros

«Este es un libro en el que hemos estado trabajando durante seis años y ha sido una locura por todo lo que conllevaba tantos derechos de autor», explicó esta semana Diego Moreno durante un encuentro con medios. «Este es un homenaje a nuestros ilustradores, con una mirada moderna y, en ocasiones, feminista a las historias clásicas de hadas», comentó al referirse al contenido de «Érase un verso».

Mucho han cambiado las cosas desde que Nórdica empezó su andadura hace ahora quince años. «En aquel momento había poco en el mercado de libro ilustrado, a excepción de lo que se refería únicamente al lector infantil y juvenil. No había nada más y empezamos a la vez que otro sello que también ilustraba textos literarios, como es Zorro Rojo», aseguró Moreno.

También en aquel lejano 2006, Nórdica se acercó por primera vez a las librerías con la intención de ser el sello de referencia de la literatura del norte de Europa. Eso es algo que pudo verse, a la manera de declaración de principios, con el primer título publicado: «Betsabé» de Torgny Lindgren. Tras él vinieron autores ya referentes de las letras nórdicas como Tomas Tranströmer, Isak Dinesen, Ingmar Bergman, August Strindberg o Edith Södergran, por citar unos pocos de una larga lista.

A esta línea editorial se sumó el libro ilustrado, con lecturas actuales de la manos de pintores y dibujantes de narrativas de todos los tiempos, desde Herman Melville a Sylvia Plath pasando por César Vallejo, Julio Cortázar, Enrique Vila-Matas, Gloria Fuertes, Charles Bukowski, Walt Whitman, Miguel Hernández o Jane Austen. «Hace quince años era impensable poder publicar ilustrados a Bukowski o Plath. Era muy difícil convencer a los agentes literarios. Sin embargo, Carmen Balcells fue una de las primeras en abrir la puerta al añadir una cláusula para que se pudieran ilustrar autores de su catálogo», comentó Moreno, un hecho que le permitió acceder a autores que hasta ese momento le parecían inalcanzables, como era especialmente los casos de Cortázar o Lispector. Nórdica prepara un atlas de la literatura latinoamericana y una novela gráfica sobre Nebrija, pero sobre todo, cumple años. ¡Por muchos más!