Las farmacias se convierten en canal de notificación de los positivos por TAR realizados a nivel doméstico

Con esta medida, el Departamento de Salud pretende liberar de carga asistencial a los Centros de Atención Primaria y al 061, que acusan ya la elevada incidencia del virus

Un cartel informa de la localización dentro de una farmacia  donde se realizarán las pruebas de antígenos.
Un cartel informa de la localización dentro de una farmacia donde se realizarán las pruebas de antígenos. FOTO: Mariscal EFE

La incidencia del coronavirus en Cataluña sigue al alza y el sistema sanitario catalán ya está dando muestras de saturación y serias dificultades para registrar y atender todos los nuevos casos positivos por Covid-19, por ello, el Departamento de Salud ha vuelto a tirar de las farmacias para liberar de carga asistencial al sistema de salud.

Si hace cerca de un año se ponía en marcha el programa de realización de test de antígenos rápidos (TAR) en farmacias, gracias al cual se han realizado en torno a 250 mil TAR bajo la supervisión de la oficina de farmacia, de los cuales 7 mil han obtenido un resultado positivo, ahora ese programa se amplía con una nueva funcionalidad, que consiste en otorgar a estos establecimientos el rol dar de alta en el sistema a aquellas personas que han adquirido en test de autodiagnóstico en farmacia para hacerse la prueba en casa y han dado positivo.

Al respecto, la directora del Servei Català de Salut, Gemma Craywinckel, señalaba en rueda de prensa que “dada la elevada incidencia del virus, actualmente para la población no es fácil acceder a los canales habituales para comunicar el positivo, por lo que queremos facilitar esa comunicación con esta iniciativa”. Es por ello que a partir de ahora, las farmacias, además de tener la capacidad de supervisar la realización de los TAR y dado que gracias a esta funcionalidad ya disponen del aplicativo para comunicar los casos positivos al sistema de salud, ofrecerán a aquellos clientes que adquieran un test de estas características la posibilidad de comunicarles a ellos el resultado, siempre que sea positivo y el afectado sea asintomático o tenga síntomas leves, y será el propio establecimiento quien, a través del aplicativo, notifique el resultado a Salut.

A través de este circuito, que desde el Departamento de Salud especifican que es un mecanismo temporal de recogida de resultados por parte del sistema sanitario en un momento de alta incidencia, simplemente se realiza la comunicación del positivo con el fin de gestionar el aislamiento de la persona infectada, tramitar la baja laboral y detectar los contactos estrechos, pero “un TAR realizado en casa nunca generará certificado COVID”, advertía Jordi Casas, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Cataluña, quien sobre el proceso de comunicación del positivo a las farmacias, señalaba que “la persona que dé positivo en un TAR realizado en casa, podrá ponerse en contacto con la farmacia para comunicar el resultado y deberá facilitar su DNI o CIP, así como su número de teléfono móvil e indicar la marca del TAR utilizado” y a partir de ahí será el establecimiento quien, a través del aplicativo, informe al sistema sanitario del positivo, “igual que se haría a través de una llamada telefónica al 061 o al CAP de referencia”, destaca Craywinckel.

“Es un circuito que no sustituye a los ya establecidos, sino que es complementario, de manera que cualquier persona que lo requiera puede seguir dirigiéndose a los canales del sistema de salud si tiene sintomatología, pero dado que la presión asistencial es muy elevada, la incidencia se mantiene muy alta como demuestra el hecho que solo la semana pasada se realizaron 600 mil pruebas diagnósticas en Cataluña, y no parece que se haya alcanzado aún el pico, se ha habilitado este nuevo circuito, que cuenta con la participación de las 1.300 farmacias adheridas al programa de supervisión de TAR en la oficina de farmacia, para liberar de carga asistencial a los circuitos convencionales”, concluía Craywinckel.