Barcelona ha sufrido este año un incendio cada día

Prisión para el hombre acusado de provocar el fuego del pasado domingo en el Guinardó

Incendio de un piso en la avenida Meridana de Barcelona
@BCN_BOMBERS
Incendio de un piso en la avenida Meridana de Barcelona @BCN_BOMBERS FOTO: @BCN_BOMBERS @BCN_BOMBERS

Los Bomberos de Barcelona extinguieron este pasado miércoles otro incendio en una vivienda de la ciudad. Esta vez fue en la calle de la Independència, 287, en el cruce con Mallorca, en el barrio del Camp de l’Arpa del Clot.

Según fuentes municipales, un adulto y dos menores, que se encontraban dentro de la vivienda durante el incendio, tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo, pero todos ellos fueron dados de alta in situ.

El incendio se originó por la explosión de la batería de un patinete eléctrico que estaba enchufado en la red, según los bomberos.

El fuego quemó una habitación y otras estancias de la casa, aunque el incendio no ocasionó daños estructurales en el edificio. El Ayuntamiento realojó a los vecinos la noche del miércoles al jueves. Hasta el lugar de los hechos se personaron tres dotaciones de bomberos y una ambulancia.

Éste fue el séptimo incendio producido en la ciudad en los últimos seis días. El primero fue el 31 de diciembre en el número 39 de la calle Nou de la Rambla. El segundo, tercero y cuarto fueron al día siguiente (1 de enero) en un local ocupado también del Raval, en una finca ocupada de la ronda Guinardó y en un piso en la rambla de Guipúzcoa.

El quinto fuego se declaró el domingo en la avenida Meridiana, y el sexto fue en un edificio de la calle de Gavà, en el barrio de la Bordeta. En ningún caso se han producido víctimas mortales.

La intervención de los Bomberos en el incendio de la calle de la Independència provocó desviaciones en las líneas D50 y V23.

Por su parte, el hombre acusado de prender fuego a unos bajos de la ronda del Guinardó donde vivía una familia ingresó en prisión. Los Mossos d’Esquadra le detuvieron el domingo, al día siguiente del incendio, después de que varios testigos explicaron a la policía que habían visto cómo él y otro individuo se acercaban al local justo antes del incendio y cómo huían una vez había llamas. En el interior, de hecho, se halló una garrafa con líquido inflamable.

Los bajos estaban ocupados por una familia, una pareja y su hijo, que afortunadamente no estaban en el momento del incendio. El local quedó calcinado y al arrestado se le acusa de un delito de incendio por estos hechos. También está acusado de un presunto delito de amenazas porque, según los testigos, el hombre había amenazado a la mujer que vivía en el interior de los bajos con un cuchillo. Los vecinos del Guinardó temen más incendios en locales ocupados del barrio.