El Prat de Llobregat y Barcelona son las ciudades más inseguras de España

Los datos del Ministerio del Interior sitúan a Ávila como la población con más de 50.000 habitantes mcon menos delincuencia del país

Coches policía en El Prat de Llobregat
Coches policía en El Prat de Llobregat FOTO: Google

El Prat de Llobregat, Barcelona y Torrevieja son las ciudades de más de 50.000 habitantes con mayor tasa de inseguridad del país. Así lo muestran los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior en su último Balance de Criminalidad publicado, que detalla las infracciones penales registradas en cada territorio durante 2020, el año marcado por la pandemia y la crisis sanitaria y económica derivada del coronavirus.

Los tres municipios cuentan con niveles superiores a los 66 delitos por cada 1.000 habitantes, según los datos extraídos del mencionado informe, que explica también que la inmensa mayoría de localidades ha experimentado un descenso de la actividad delictiva en 2020 debido al confinamiento provocado por la pandemia.

El Prat, en la provincia de Barcelona, lidera la clasificación con 86 infracciones por cada 1.000 ciudadanos, muy por encima de la tasa que arroja Barcelona, que se sitúa en 71 fechorías por cada millar de personas, y de Torrevieja, que registra 67. Por detrás de estas tres poblaciones que conforman el pódium del crimen se encuentran Marbella y Palma de Mallorca, con 65 y 62 delitos por cada 1.000 habitantes. Desde el Ayuntamiento de El Prat explicaron a que este liderazgo tiene su raíz en que a este municipio las estadísticas le colocan los delitos que tienen lugar también en la zona aeroportuaria.

“Lo hemos venido comentando durante los últimos años”, explicaron desde el Consistorio. “El motivo es que se incluyen los datos de infracciones que las fuerzas de seguridad detectan dentro del aeródromo de El Prat, que está situado en nuestro término municipal”, justifican. “En cambio, en el núcleo de El Prat, sin contabilizar datos de lo que sucede dentro de esta infraestructura, los niveles de infracciones se mantienen dentro de la normalidad de los últimos años”, añaden sin especificar demasiado desde el ayuntamiento de la localidad, que ha liderado este ‘ranking’ desde 2017.

Un año antes, en 2016, solo la localidad de Calviá, en Mallorca, estaba por encima. Lo cierto, sin embargo, es que El Prat, aunque está en el primer puesto de esta clasificación, ha sufrido cada vez menos actividad delictiva. En 2016, cuando ocupaba el segundo puesto de la lista, registró 106 ilícitos penales por cada 1.000 habitantes, por los 86 que soportó en 2020, cuando sí que es la número uno.

Calviá, por su parte, ha logrado mejorar año tras año durante el último lustro no solo en términos absolutos, como El Prat, sino también en relativos. Cuatro años después de ostentar ese primer puesto, en 2019, según los mismos datos del Ministerio del Interior, consiguió bajar dos plazas y se situó como la tercera población más insegura, tras El Prat y Barcelona. En 2020, ha caído hasta el séptimo lugar de la clasificación. Algo similar ha ocurrido con Benidorm, que desde 2016 hasta 2019 se ha situado en el top cinco de ciudades más inseguras y que en el último ejercicio ha descendido hasta el lugar 17 de la tabla. Un viaje inverso ha experimentado Palma de Mallorca, que en 2016 se colocaba como la decimoquinta ciudad más problemática y, desde entonces, ha ido escalando posiciones hasta alcanzar el puesto que hoy ocupa, el de la quinta localidad más insegura, solo por detrás de El Prat, Barcelona y Marbella.

Por otro lado, la ciudad más segura de España es Ávila, donde únicamente se han producido 21 delitos por cada 1.000 habitantes. Le siguen Boadilla del Monte, con 21,6; y Linares, con 21,8.