Así son los pisos “lateros” de Colau en Barcelona

El nuevo edificio de Glòries contará con 42 viviendas y estará terminado en seis meses

Recreación de las futuras viviendas Aprop en la plaza de las Glòries
Recreación de las futuras viviendas Aprop en la plaza de las Glòries FOTO: La Razón (Custom Credit)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se las prometía muy felices esta mañana. Tenía, por un lado, que presentar el convenio con la Generalitat para la urbanización del Besòs y la construcción de un hub tecnológico en las tres chimeneas; y, por otro, dar la bienvenida a los contenedores marítimos, “latas”, en jerga portuaria, que se convertirán en vivienda social. Todo ha quedado empañado, sin embargo, por la causa judicial contra la alcaldesa, que tendrá que declarar por presuntos delitos de prevaricación, fraude y tráfico de influencias. En cualquier caso, los pisos prefabricados (conocidos como Aprop, alojamientos de proximidad provisionales) que se instalarán en la plaza de las Glòries ya están en Barcelona.

Este jueves se colocarán 11 contenedores para la primera planta de un edificio que tendrá siete. En total, el bloque dispondrá de 42 alojamientos temporales, de los que 35 tendrán dos habitaciones y el resto, una.

Los contenedores llegan a Barcelona desde la fábrica que la Constructora de Calaf, empresa encargada de la obra, tiene en este municipio, donde se han realizado los primeros acabados. Las piezas llegan con los tabiques puestos, las ventanas, las instalaciones sanitarias y otros detalles como enchufes o interruptores. Una vez en Glòries, se realizarán los últimos acabados de los interiores y el plazo para terminar el bloque es de 26 semanas (algo más de seis meses), mucho menos que un edificio convencional. La inversión prevista es de 4,98 millones.

Recreación de las futuras viviendas de Aprop en la plaza de las Glòries
Recreación de las futuras viviendas de Aprop en la plaza de las Glòries FOTO: La Razón (Custom Credit)

Cada dos semanas aproximadamente irán llegando más contenedores hasta completar los 77 que tendrá el bloque. En cada planta habrá cinco habitáculos con dos dormitorios, y otro de una habitación. Los alojamientos dobles tienen una superficie útil de 52,7 m² y disponen de un salón comedor con cocina abierta, dos habitaciones dobles, un espacio de almacenamiento y un baño completo.

Los habitáculos de una habitación miden 25,8 m² con un salón comedor y cocina abierta, una habitación doble y un baño completo. Todos los alojamientos tendrán balcón exterior y se accede por una pasarela desde la fachada trasera. Se calcula que el bloque podrá acoger a un centenar de personas en situación de vulnerabilidad. El consistorio dice que se garantizará “la mezcla social” con la presencia de gente joven.

Aparte de los espacios de gestión del edificio, en la planta baja habrá una lavandería comunitaria y una sala polivalente que podrán utilizar los residentes del bloque y también los usuarios del huerto urbano que habrá en el interior de isla. El Instituto Municipal de Personas con Discapacidad gestionará el huerto.

El de Glòries es el segundo bloque de estas características, después del que se estrenó en el Gòtic el 2020, de dimensiones más reducidas. El Ayuntamiento ha iniciado los trabajos previos de un tercer edificio industrializado en la Bordeta y tiene seis promociones más en fase de proyecto para construirlos en Sant Martí y Sant Andreu.

Lo cierto es que el pasado mes de septiembre, la Comisión Europea concedió el premio ‘Nueva Bauhaus Europea’ a dos proyectos urbanos promovidos por el Ayuntamiento de Barcelona. Los alojamientos de proximidad provisionales (Aprop) de Ciutat Vella y las azoteas ajardinadas, Terrats d’en Xifré, que obtuvieron los galardones que reconocen la creación de “espacios, productos y formas de vida bellos, sostenibles e inclusivos” en la Unión Europea.