Condena de cárcel ejemplar para un conductor que atropelló y mató a un matrimonio

La sentencia de la Audiencia de Barcelona es de cinco años y nueve meses

Momento del atropello mortal, en marzo de 2020
Momento del atropello mortal, en marzo de 2020 FOTO: Google

La Audiencia de Barcelona ha condenado a cinco años y nueve meses de cárcel a un conductor que provocó un accidente con dos víctimas mortales en Badalona, y que posteriormente huyó de la policía, en el mes de marzo de 2020.

En la sentencia, la Audiencia de Barcelona ha condenado al hombre a una pena de cinco años y seis meses de cárcel como autor criminalmente responsable de un delito de conducción temeraria, en concurso con dos delitos de homicidio cometidos por imprudencia grave y un delito de lesiones por también imprudencia grave.

Asimismo, el tribunal le ha condenado como autor de un delito de abandono del lugar del accidente “en grado de tentativa, concurriendo la circunstancia atenuante de toxicomanía”, a una pena de tres meses de prisión y seis meses de privación del derecho a conducir vehículos y ciclomotores.

En el mes de marzo de 2020 el conductor embistió a las dos víctimas --que circulaban en motocicleta-- cuando huía de un control de los Mossos d’Esquadra en Badalona, e iba a una velocidad superior a los 130 km/h.

Después de este suceso, continuó su huída a pie y posteriormente fue detenido en el interior de un bar de la zona, además de comprobar que conducía bajo los efectos tanto del alcohol como de sustancias estupefacientes.

Según un comunicado del Ayuntamiento de Badalona, para investigar los hechos, la Guardia Urbana de la ciudad aplicó en la instrucción del atestado policial del accidente una “innovadora técnica de reconstrucción y esclarecimiento de siniestros viarios”: el estudio del EDR (Event Data Recorder).

Este EDR, “conocido como la caja negra de los automóviles”, es un elemento del que disponen actualmente los vehículos incorporado al sistema Airbag y que registra de forma constante la velocidad, aceleración, accionamiento del pedal del freno y movimientos del volante, entre otros parámetros.

Por este motivo, se trata de la “primera sentencia en el Estado español” en la que el juez ha dispuesto de un elemento probatorio basado en esta herramienta tecnológica, asegura el comunicado.

El condenado es un joven de 22 años, que drogado, borracho y que tiene antecedentes contra el patrimonio. Tras el suceso, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), decretó la prisión “comunicada y sin fianza” para el chico, que conducía sin carné tras haber perdido todos los puntos.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 20.00 horas en la confluencia de las calles de Alfonso XIII con Joan XXIII de Badalona. Como consecuencia del choque murieron un hombre de 65 años y una mujer de 58, que circulaban en una motocicleta.

El despacho del abogado de Daniel Vosseler fue el encargado de llevar la acusación particular. Explicaron en su momento que representarían a los tres hijos del matrimonio. “Los índices criminales son muy claros. No fue un accidente fortuito. El conductor huyó del lugar. Hubo omisión de socorro y circulaba a 160 km/h. También dio positivo en el test de alcoholemia y de droga por cocaína”, relataron.

Los hechos previos al accidente se iniciaron en Badalona. El joven circulaba con un Golf GTI que le había dejado un amigo. Cuando vio un control de los Mossos d’Esquadra, al conductor no se le ocurrió otra cosa que pegar un volantazo y huir a toda velocidad de allí en sentido contrario al que llevaba inicialmente. Pisó a fondo el acelerador y puso el coche a 160 kilómetros por hora mientras era perseguido por la policía.