El separatismo busca reactivarse en la calle ante el declive del «procés»

El independentismo social convoca dos protestas frente al Parlament y en Meridiana este sábado

Un grupo de personas se concentra en la avenida Meridiana de Barcelona.
Un grupo de personas se concentra en la avenida Meridiana de Barcelona. FOTO: Lorena Sopêna Europa Press

El separatismo ha perdido mucho fuelle en la calle. A la vista están las últimas movilizaciones, que apenas han logrado concentrar poco más de centenares de personas. Sin embargo, el independentismo social continúa intentándolo y este sábado ha convocado hasta dos manifestaciones que permitirán medir el grado de movilización: por la mañana, protestarán frente al Parlament a las 12 horas; y, por la tarde, se concentrarán en la avenida Meridiana a la altura de Fabra i Puig a las 20 horas. Con ambas citas, el bloque separatista busca reactivarse en un momento en el que el declive del «procés» parece más que irrefrenable y en el que algunos sectores radicales han iniciado una ofensiva contra el propio Govern.

La marcha matutina tiene como objetivo reivindicar la soberanía del Parlament y rechazar la retirada del acta de diputado a Pau Juvillà, condenado por un delito de desobediencia, aunque sin sentencia firme aún. La ubicación de la protesta es importante porque ya hay precedentes de acciones violentas del independentismo en el parque de la Ciutadella, con intentos de tirar abajo las puertas de la cámara catalana y adentrarse en el edificio. No obstante, habrá que ver cuál es el grado de movilización de las bases, muy desanimadas ante tantas promesas incumplidas, aunque, a la vez, cada vez más hastiadas y más encolerizadas con sus propios dirigentes.

Ya por la tarde, la marcha puede antojarse de mayor tensión porque los cortes de la Meridiana se habían convertido en un icono de resistencia para el independentismo y hay llamamientos desde los sectores más radicales para acudir. Entre los que llaman a acudir está Fredi Bentanachs, uno de los fundadores de la organización terrorista Terra Lliure de los años 80. Bajo el mensaje de «Miquelets al combate», invita al independentismo a reunirse en la Meridiana este sábado y desafiar la prohibición del Govern y cortar la avenida, muy sensible porque es una de las principales entradas a Barcelona. Con este perfil de mensajes difundidos por las redes sociales y la declaración de intenciones expresadas (desobedecer las indicaciones de las autoridad y cortar la Meridiana, nuevamente), la concentración de las 20 horas se prevé bastante tensa. También es cierto que, al ser sábado es muy posible que sea el día con menor circulación de esa vía.

Y es que la decisión tomada por la conselleria de Interior, liderada por Esquerra, de desplazar las concentraciones (casi diarias) de los independentistas en la Meridiana hacia otra zona que permita compatibilizar el derecho a la protesta con el derecho a la circulación ha solivitantado al independentismo más duro. La Generalitat se ha visto obligada a tomar esa decisión por el malestar creciente entre los vecinos por los cortes y porque la concurrencia a las manifestaciones era muy residual. Esto había empezado a originar conflictos en la misma calle entre los grupos independentistas y los grupos constitucionalistas, que también se reunían allí.