No indultan a Fèlix Millet y seguirá en la cárcel

El juzgado de vigilancia penitenciaria mantiene el segundo grado para el ex presidente del Palau de la Música

En la imagen, el ex presidente del Palau, Fèlix Millet
En la imagen, el ex presidente del Palau, Fèlix Millet

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha notificado hoy la resolución del juzgado de vigilancia penitenciaria 2 que acuerda mantener en segundo grado al ex presidente del Palau Félix Millet, desestimando así el recurso presentado por este contra la resolución de la Secretaria de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima.

Los abogados argumentaron “razones humanitarias y de dignidad personal al tratarse de un interno que padece una enfermedad muy grave con padecimientos incurables”.

Asimismo la Generalitat le ha reconocido una discapacidad del 92% y además la defensa argumenta que Millet tiene pérdida visual en ambos ojos, movilidad reducida, capacidad auditiva limitada, lipotimias, insuficiencia renal y cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica de larga evolución y deterioro cognitivo leve.

El médico forense apuntó que “presenta pluripatología de características crónicas que junto a su avanzada edad generan un estado de vulnerabilidad física con riesgo de sufrir alguna complicación médica, si bien en el momento actual se encuentra estable físicamente” y no observó riesgos vitales a medio o corto plazo.

No obstante, el tribunal considera que, a la vista del informe médico forense, “el penado no se encuentra en un estado tal que le impida el cumplimiento del régimen penitenciario o que dicha enfermedad le haya sumido en un estado de postración tal que afecte a su dignidad al continuar en una institución penitenciaria”.

Además, la jueza cita informes de la Junta de tratamiento que “apuntan circunstancias negativas de singular importancia que determinan la clasificación en segundo grado”: en programas de tratamiento, Millet no ha realizado una asunción plena de los hechos cometidos, los ha minimizado y persiste en él cierta sensación de impunidad, en palabras de la magistrada.

El 1 de febrero, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 2 de Catalunya retiró el tercer grado penitenciario al exdirector administrativo del Palau de la Música Jordi Montull al aceptar un recurso de la Fiscalía.

En un auto, la jueza ha estimado el recurso de la Fiscalía que pedía revocar la semilibertad que la Generalitat le concedió en septiembre porque la consideraba prematura.

Montull está condenado a siete años y medio de prisión el caso Palau e ingresó en la cárcel de Brians 2 (Barcelona) en junio de 2020, una vez su condena fue firme al confirmarla el Tribunal Supremo (TS).

El Gobierno rechazó recientemente conceder el indulto al expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet y a Montull, ambos condenados por el caso del desfalco en la institución musical, según informó el Ministerio de Justicia.

Millet pidió ser indultado por el caso del desfalco del Palau de la Música después de que el Tribunal Supremo confirmara la sentencia que le condenaba a 9 años y 8 meses de prisión.

El expresidente de la institución solicitó también suspender de forma provisional la entrada en prisión hasta resolverse la petición de indulto. No obstante, al confirmarse la condena, la Audiencia de Barcelona ordenó que Millet y el resto de condenados por el caso Palau entraran en prisión.

Junto con quien era su mano derecha en el Palau, Jordi Montull, Millet está condenado por delitos de malversación, apropiación indebida, tráfico de influencias, falsificación en documento mercantil y blanqueo de capitales. En la causa hay en total doce personas condenadas, con penas a partir de ocho meses de prisión, con la más alta para Millet.

La Audiencia de Barcelona sospecha que Montull ocultó que cobraba 1.500 euros al mes alquilando una de las fincas que se le intentaron embargar al ser condenado por el caso Palau, y envió el caso a los juzgados de instrucción de Barcelona para que decidan si abrir una causa por estos hechos.