Desenlace trágico

El cuerpo sin vida hallado en Aigüestortes es el del excursionista madrileño

Fue encontrado cerca del refugio en el que estaba con sus amigos

Un helicóptero de los Mossos que participó en las tareas de rescate
Un helicóptero de los Mossos que participó en las tareas de rescateMossos d'Esquadrafreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

El cuerpo sin vida rescatado este pasado martes en el Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es el del excursionista madrileño de 27 años al que los servicios de emergencia buscaban desde el domingo, han informado los Mossos d’Esquadra este miércoles.

El cuerpo del joven fue localizado en una zona de difícil acceso del barranco Coma d’Abeller, junto al refugio de Amitges.

Los servicios de emergencia recibieron el aviso a las 19.00 horas del domingo y empezaron la búsqueda el lunes.

Las autoridades han confirmado que pertenece al excursionista desaparecido este domingo en el mismo parque, un joven de 27 años de Madrid que salió de excursión con unos amigos.

La voz de alarma se dio a las 18.31 del domingo cuando sus compañeros alertaron de que no había acudido al refugio de Amigtes donde habían quedado y que no se sabía nada de él. Bomberos y mossos iniciaron la búsqueda que finalizó este lunes a última hora cuando los pompièrs divisaron el cuerpo sin vida al fondo del barranco. El cuerpo estaba cerca del refugio donde habían quedado.

Este lunes se activaron dos helicópteros y cinco dotaciones terrestres con especialistas en rescates de montaña. Las temperaturas en el parque pirenaico alcanzan los 10 grados negativos durante la noche.

El operativo de rescate se reactivó ayer por la mañana. Efectivos de la unidad de Montaña de los Mossos d’Esquadra, con el apoyo de la Unidad de Medios Aéreos -conocida como Hèlix-, se desplazaron hasta el barranco en el que se halló el cadáver, en la Coma d’Abeller, junto al refugio de Amitges, para iniciar la investigación correspondiente y proceder al levantamiento del cadáver. Estos trámites se alargaron hasta las 13.00 horas, cuando se autorizó a los Bomberos de la Generalitat para que un helicóptero con los GRAE rescataran el cadáver.

El lunes por la mañana se montó un dispositivo en el parking de la Peülla, donde el joven dejó su vehículo, en el que participaron los helicópteros de los Bomberos y los Pòmpiers, varias unidades terrestres de ambos cuerpos y la Unidad de Montaña de los Mossos. Hicieron inspecciones por diferentes rutas hacia el refugio de Amitges, situado a 2.365 metros de altura. El último accidente mortal de montaña de un excursionista ocurrió en septiembre del año pasado en la zona de Sotllo de la Pica d’Estats, en Alins.

Se precipitó por un desnivel de unos 30 metros. En Aigüestortes no se registraba una víctima mortal desde octubre de 2020, cuando falleció una joven pareja de médicos leridanos. Fue una temporada trágica en la que hubo 6 víctimas en Aigüestortes en un corto espacio de tiempo, entre el 21 de junio y el 1 de octubre.

Estas trágicas cifras nunca se habían registrado en el parque. Por otra parte, dos esquiadores perdieron la vida a principios de febrero tras sendas caídas en las estaciones de Baquiera Beret y Espot.