Cataluña regresa al invierno este fin de semana

Habrá precipitaciones escasas y puntuales en el extremo oeste de la comunidad autónoma

Mapa climatológico en Cataluña para este sábado
Mapa climatológico en Cataluña para este sábado FOTO: Google

Cataluña se encamina hacia un fin de semana con presencia de lluvias, particularmente en el litoral. Las precipitaciones se situarán en el extremo oeste de la comunidad.

El viernes habrá pocas nubes y con nieblas en la Cataluña Central, cuenca del Onyar, puntos del Vallès, Cuenca de Barbera y al norte de la Noguera. También habrá nubes bajas fragmentadas en la costa entre el Maresme y el Camp de Tarragona.

A partir de la tarde de mañana, el cielo quedará cubierto por nubes delgadas en toda la comunidad, con nubes medias en el Pirineo. El cielo quedará cubierto al anochecer en el tercio oeste del territorio, con algo de nieve por encima de los 1.700 metros en el Pirineo occidental, algunos chubascos en el Ripollès y con lluvias débiles en las Terres de l’Ebre.

Las nubes se irán de madrugada y esto favorecerá un enfriamiento nocturno, lo que permitirá que bajen las temperaturas. En cambio, las máximas, gracias al sol que lucirá durante la mañana, se mantendrán muy estables, y estarán entre los 16 y los 18 ºC las temperaturas máximas más altas del país.

El cielo permanecerá muy nublado o cubierto, sobre todo en el litoral y en el prelitoral, así como en la vertiente norte del Pirineo.

Hasta mediodía de sábado es probable precipitación en el sector central del litoral y del prelitoral. A partir de entonces se espera en el cuadrante noreste y en el sector central del litoral y prelitoral y es posible en otros puntos del prelitoral. Independientemente, se espera precipitación en la vertiente norte del Pirineo durante toda la jornada. Será de intensidad entre débil, puntualmente moderada y acumulará cantidades entre escasas y poco abundantes.

La cota de nieve bajará de los 1.400 metros a los 1.200 aunque en momentos de chubasco podrá situarse puntualmente en los 800 metros. En la vertiente norte del Pirineo rondará los 900 metros. La temperatura, tanto mínima como máxima, será ligeramente menor.

La visibilidad será buena, si bien será regular o mala al principio de la jornada por la presencia de bancos de niebla o neblina en puntos del interior.

De madrugada de sábado a domingo el viento será flojo y variable, si bien soplará el viento de intensidad entre floja y moderada con rachas fuertes, de tramontana en el Empordà y de mistral en el tercio sur del país. Por la mañana se impondrá el componente norte y oeste entre flojo y moderado, con algunos golpes fuertes en el Pirineo, si bien en el litoral central soplará flojo y de dirección variable.

Sin embargo, a partir de la tarde, el viento girará a componente sur flojo con golpes moderados, excepto el litoral norte y el Pirineo, donde permanecerá el componente norte.

De esta manera, habrá un cambio de tiempo destacado que llegará a partir del viernes. Según indican los últimos mapas, las precipitaciones se concentrarían en la cara norte del Pirineo, donde la cota de nieve caería hasta los 1200 metros. También pueden caer algunos chubascos en el resto del Pirineo y entre Barcelona y Girona, pero parece que poco. A diferencia de lo que parecía inicialmente, las precipitaciones serán más escasas de lo previsto el fin de semana. Sí caerían chubascos dispersos, sobre todo en la mitad norte y extremo sur con nieve que puede bajar de los 1000 metros.