Duro golpe al tráfico de drogas sintéticas

Los 10 detenidos contaban con un laboratorio móvil para enviar drogas a toda España

La ONU alerta de la creciente amenaza de las drogas sintéticas
La ONU alerta de la creciente amenaza de las drogas sintéticas

La Guardia Civil, los Mossos d’Esquadra y la Agencia Tributaria han desarticulado en el barrio del Eixample de Barcelona a un presunto grupo criminal especializado en el procesamiento y el tráfico de drogas sintéticas.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado este sábado, los agentes han detenido a diez personas por la supuesta comisión de delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

A mediados de febrero se realizaron registros en tres viviendas y en dos trasteros en los que se intervinieron 6.265 euros en efectivo y éxtasis líquido, popper, metanfetamina, pastillas MDMA, dosis de LCS, éxtasis en polvo, ketamina, hachís, heroína, marihuana, cocaína rosa y pastillas de sidenafil, diazepam y rigotril en diversas cantidades.

La presunta organización criminal instalaba laboratorios móviles para preparar la droga en pisos turísticos alquilados por internet y distribuía las sustancias por paquetería postal a diferentes localizaciones de España.

La investigación empezó cuando se detectó cocaína en varios paquetes enviados por correo desde Barcelona a Las Palmas de Gran Canaria, lo que desembocó en el registro de dos viviendas y la detención de los tres receptores de dichos paquetes por la supuesta comisión de un delito de tráfico de drogas.

En una operación similar, los Mossos detuvieron el pasado verano 7 de agosto a tres hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública por supuesto tráfico de drogas sintéticas y medicamentos sin receta desde un domicilio ubicado en el distrito de Les Corts de Barcelona.

La investigación permitió determinar que, entre el 23 de abril y el 18 de agosto de 2021, el principal investigado recibió más de 17.000 euros desde una aplicación de intercambio de dinero, “aunque esta sólo era una de las vías de entrada de ingresos relacionada con el tráfico de drogas”.

Este principal investigado contaba con tres colaboradores para la distribución de la droga comprada y, paralelamente, también suministraba sustancias a otros traficantes.

Por su parte, las Fuerzas de Seguridad practicaron 24.114 detenciones en 2020 relacionadas con el tráfico de drogas, de las que más de la mitad (58%) estaban relacionados con el tráfico ilegal de productos cannábicos. El pasado año fueron incautados 36.948 kilogramos de cocaína, 1.700.462 plantas de cannabis, 70.073 kilogramos de marihuana, 473.925 kilogramos de hachís y 179 kilogramos de heroína, según datos del Ministerio del Interior.

La cifra de detenidos representa un leve descenso de un 0,24 por ciento respecto del año anterior, de acuerdo a la Estadística Anual sobre Drogas 2020, un informe elaborado por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Este informe recoge la actividad de lucha contra el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes realizada a lo largo de 2020 por Policía Nacional y Guardia Civil, las tres policías autonómicas con competencia en seguridad ciudadana (Mossos d’Esquadra, Ertzaintza y Policía Foral de Navarra) y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Sobre el total de las detenciones practicadas, 5.899 lo fueron por tráfico de cocaína; 3.840 por cultivo de plantas de cannabis; 6.938 por tráfico de hachís; 1.474 por tráfico de heroína; y 7.182 por tráfico de marihuana. El resto se debió a tráfico ilícito de drogas sintéticas.

El 69% de las detenciones por tráfico de drogas practicadas en 2020 (16.520) afectaron a ciudadanos españoles. Respecto de los extranjeros apresados en operaciones antinarcotráfico, las nacionalidades más habituales son la marroquí y la colombiana. En 20.897 de las ocasiones, los arrestos afectaron a hombres, y solo en 3.217 casos las detenidas eran mujeres.

En 2020 fueron incautados 36.948 kilogramos de cocaína, cifra que representa un ligero descenso (2,5%) respecto del año anterior. Del total, 8.355 kilogramos fueron aprehendidos en siete embarcaciones interceptadas en alta mar, mientras que el resto, en su mayoría, fue localizado en contenedores de transporte a su llegada a puertos españoles. Las mayores incautaciones de este tipo se realizaron en los puertos de Barcelona, Valencia y Algeciras (Cádiz).

También fueron localizados 130 ‘correos humanos’ que transportaban un total de 333 kilogramos de cocaína, cantidad que representa el 1% del total incautado en 2020.

Por lo que se refiere al cannabis, en 2020 fueron localizadas en incautadas 1.700.462 plantas, lo que representa un crecimiento de un 10,5% respecto del año anterior y cerca de un 350% comparado con 2015. Respecto de su principal derivado, la marihuana, el año pasado se incautaron 70.073 kilogramos, un importante incremento de un 76% en relación a 2019.

Respecto al hachís, en 2020 se aprehendieron 473.925 kilogramos, un 36% más que el año anterior, como efecto --según Interior-- del Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar, que ha permitido ejercer mayor presión policial sobre las organizaciones que operan en la denominada ruta del Estrecho.

Por último, los 179 kilogramos de heroína incautados el pasado año confirma “la tendencia a la baja” detectada en lo que a esta droga se refiere, y que fue de un 23,5% respecto de 2019.