La ciudad de España que está hermanada con San Petersburgo

Barcelona mantiene vínculos con la urbe rusa desde 1985, un protocolo ratificado en 2002 y festejado en 2010

La ciudad de Barcelona vista desde Montjuïc.
La ciudad de Barcelona vista desde Montjuïc. FOTO: Joaquín Aranoa

Barcelona y San Petesburgo. La capital catalana está hermanada con la ciudad rusa desde hace casi cuatro décadas, en concreto desde 1985. El vínculo fue ratificado en 2002 y celebrado en 2010 -con motivo del 25 aniversario- con varias actividades y eventos que culminaron un año después, en septiembre de 2011: San Petesburgo fue la ciudad invitada de la Mercè, las fiestas oficiales de la Ciudad Condal, bajo el mandato de Xavier Trias y Convergència al frente del Consistorio.

Un hermanamiento de hace años que ahora se topa inevitablemente con la actualidad y la guerra por la invasión de Rusia a Ucrania, con el Kremlin aislado en el plano internacional.

Según consta en la web del Ayuntamiento de Barcelona, ambas ciudades, Barcelona y San Petesburgo -entonces Leningrado- acordaron en 1985 “intercambiar delegaciones políticas, culturales, deportivas e información sobre la actividad de las autoridades locales”. Y hace 20 años, en el citado 2010, consolidaron esta relación bilateral “con la firma de un protocolo de colaboración”.

Lo cierto es que los hermanamientos entre ciudades vienen de lejos y se remontan a finales de la Segunda Guerra Mundial, una iniciativa que nació en el seno de Europa con el fin de crear vínculos entre las diferentes metrópolis y fomentar las buenas relaciones.

La relación más antigua de Barcelona es la que mantiene con Montpellier, localidad del sur de Francia, a escasos kilómetros de la frontera y con la que se unió en 1963.

El segundo hermanamiento europeo que firmó Barcelona fue con la alemana Colonia, en 1984, tan solo un año antes que con San Petesburgo. Por tanto, la ciudad rusa es la tercera con la que la capital catalana afianzó un acuerdo de colaboración en Europa, relación que se mantiene hasta ahora en 2022, con la invasión rusa a Ucrania que el Ayuntamiento de Barcelona ha condenado de forma rotunda y total.

De hecho, la capital catalana es una de las urbes con un mayor número de hermanamientos, la mayoría en Europa y Asia. Tras los mencionados de Montpellier y Colonia, los dos más antiguos en suelo europeo antes que San Petesburgo, también destaca por ejemplo Atenas, una de las únicas del listado capital de Estado.

Entre las 22 urbes con las que la capital catalana mantiene una relación de hermanamiento destaca la presencia de ciudades asiáticas como Kobe (en Japón), Busan (en Corea del Sur) o Shangai (China), esta última una auténtica potencia económica y financiera en el plano internacional. También comparte vínculos, especialmente en el terreno económico, con Dubai, de los Emiratos Árabes Unidos. Los lazos son evidentes con Latinoamérica: Barcelona se relaciona con Rio de Janeiro (Brasil) y Montevideo (Uruguay), además de La Habana (Cuba) y Ciudad de México, en Centro América.