Un policía nacional fuera de servicio evita el asalto a una anciana

El ladrón quería robarle los pendientes y la pulsera en el portal de su domicilio

Edificio del distrito de Nou Barris
Edificio del distrito de Nou Barris FOTO: Google

Un policía nacional que se encontraba fuera de servicio impidió el asalto de un hombre a una mujer de 80 años en el portal de su vivienda en el barrio del Clot de Barcelona.

Según explica la Policía Nacional un comunicado este martes, el agente observó cómo el presunto asaltante atacaba a la mujer para robarle los pendientes y una pulsera, y acudió a socorrerla, inmovilizó al agresor y dio aviso a emergencias.

El presunto asaltante, quien ya tenía antecedentes policiales y judiciales por hechos similares, fue detenido como autor de presunto robo con violencia e intimidación, lesiones y atentado a agente de la autoridad, debido a que se resistió y forcejeó con el policía, provocándole heridas por las que tuvo que recibir asistencia médica.

El agente tuvo que socorrer a la mujer, avisar a emergencias e inmovilizar al asaltante que se resistió con gran agresividad y que le provocó lesiones en el forcejeo mientras esperaban la llegada al lugar de una patrulla uniformada.

Los hechos ocurrieron a finales del mes de febrero. El policía que se dirigía al gimnasio cuando observó como un joven se abalanzaba sobre una mujer de avanzada edad cuando esta accedía al portal de su domicilio. El policía no dudo en actuar de manera rápida y diligente ante la gravedad de los hechos y los gritos de auxilio de la víctima.

El policía consiguió acceder al portar identificándose a viva voz como policía donde socorrió a la mujer. Dio aviso al número de emergencias y tuvo que inmovilizar al agresor, que se resistió activamente de manera muy agresiva provocando varias lesiones al actuante en el forcejeo.

La mujer, que estaba en shock, relató que el agresor se abalanzó sobre ella, inmovilizándola, tirándola al suelo. El atacante le intentaba quitar los pendientes y unas pulseras, situación que le produjo mucho miedo y bloqueo.

Hasta la llegada de la patrulla uniformada de Mossos d’Esquadra se vivieron momentos de tensión, dado la actitud de extrema agresividad del detenido. El policía tuvo que ser atendido en el centro de salud, debido a las heridas provocadas por el asaltante. Fue en ese momento cuando los agentes de los Mossos felicitaron al agente.

El presunto agresor fue detenido y trasladado a dependencias policiales como presunto autor de delito de robo con violencia e intimidación, delito de atentado a un agente de la autoridad y delito de lesiones. Una vez indentificado, la policía se dio cuenta de que le constaban numerosos antecedentes policiales y judiciales por hechos similares.

Hace pocos meses, un mosso d’Esquadra fuera de servicio evitó un atraco con arma blanca en un supermercado, En unas imágenes, facilitadas por el propio cuerpo policial, se puede ver al atracador, navaja en mano, como intimida al cajero al tiempo que entra un cliente (el mosso) que actúa con rapidez para reducir al delincuente.