Olas de más de 2,5 metros de altura en Barcelona

La Guardia Urbana ha cerrado el paso a los espigones y está prohibido bañarse en la playa

Continúa el fuerte temporal de viento y lluvia en Cataluña
Imagen de archivo de grandes olas en la playa de la Barceloneta FOTO: Enric Fontcuberta EFE

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado esta mañana el Plan básico de emergencia municipal por el mal estado del mar en fase de alerta. Lo cierto es que la llegada de la borrasca Celia, que supondrá un importante temporal de mar y viento en Barcelona, se alargará durante toda la semana.

Así, el Ayuntamiento recomienda a la ciudadanía que aumente la precaución y evite acceder a las playas. Asimismo, se recuerda que está prohibido acceder a los espigones y entrar en el agua mientras ondee la bandera roja, izada en todas las playas.

En una nota de prensa, el Ayuntamiento ha explicado que este plan se activa en fase de alerta cuando hay aviso de mal estado del mar y cuando se pueden dar con una probabilidad alta olas de más de 2,5 metros. También si hay previsión de que el litoral de la ciudad sufra los efectos del mar, convirtiéndose en un peligro para las personas o por destrozos en el mobiliario.

La Guardia Urbana de Barcelona ya se ha desplegado por el litoral barcelonés y cierra el paso a los espigones y zonas donde rompen las olas, para evitar riesgos para las personas.

La borrasca Celia conllevará un cambio contundente de tiempo en buena parte de la península. Es decir, lluvia, viento y temporal de mar en el menú de esta semana.