La nueva Escola Industrial de Barcelona se inspirará en los bulevares de París

La Diputación invertirá cerca de 100 millones y las obras se prolongarán diez años

La nueva Escola Industrial
La nueva Escola Industrial FOTO: La Razón (Custom Credit)

La Diputación de Barcelona transformará el recinto modernista de la Escola Industrial. Para ello, instalará un centro de investigación e innovación y, además, abrirá el recinto en la ciudad con tres paseos nuevos en la futura Industrial+. Ahora mismo, los peatones ya pueden cruzar la Escuela Industrial desde la calle del Rosselló hasta la calle de París, y también pueden entrar en el recinto desde la calle del Comte d’Urgell, pero no pueden llegar a cruzar todo el espacio hasta Viladomat porque las pistas de fútbol hacen de frontera.

Está previsto que las obras empiecen a finales del 2023 y se alarguen durante 10 años. Todo ello supondrá una inversión de 100 millones de euros, que irán a cargo de la Diputación de Barcelona. La intención es también pedir ayudas o subvenciones de, por ejemplo, fondos europeos.

De entrada, la Esquerra del Eixample, uno de los barrios más densos y con menos espacio verde por habitante, ganará 16.000 metros cuadrados, el equivalente a dos campos de fútbol, de naturaleza urbana, que se abrirá totalmente a los ciudadanos. Eso se conseguirá eliminando todas las zonas de aparcamiento del recinto y naturalizándolas, y manteniendo y ampliando los dos ejes públicos que actualmente cruzan el conjunto hasta convertirse en una suerte de bulevares parisinos. La idea es que el espacio sea totalmente poroso para los vecinos y pase a formar parte del plan de refugios climáticos del ayuntamiento, plan que prevé que todo ciudadano tenga uno de ellos a menos de cinco minutos a pie de su casa. 

La nueva Escola Industrial
La nueva Escola Industrial FOTO: La Razón (Custom Credit)

Una vez terminada la transformación, el paseo entre Urgell y Viladomat, el tercer bulevar, se acabará de abrir del todo y también se creará un eje nuevo, que también conectará Urgell y Viladomat con la particularidad que transcurrirá por el interior de los edificios del Escuela Industrial. Este eje peatonal seguirá el trazado de la calle de Còrsega, que queda interrumpido (entre Urgell y Viladomat) por el recinto de la Escuela Industrial.

Más allá de los cambios que se verán a pie de calle, la Escola Industrial también hará un sacudido para acoger nuevos usos. La pieza más destacada es el Centro Internacional para la Innovación en los Servicios Públicos, un centro de nueva creación que se ubicará en el edificio de la antigua Escuela Universitaria de Ingeniería (lo que da a Urgell). Dentro se hará investigación sobre ciencia, tecnología, empresa y administración pública con el objetivo de “mejorar los servicios públicos a través de la colaboración público-privada”. El centro tendrá un total de 33.000 m² e integrará el Paraninfo, un auditorio y un equipamiento cultural para realizar congresos y jornadas. Precisamente, el centro de investigación será uno de los espacios que atravesará el paseo peatonal que se abrirá entre Urgell y Viladomat. También habrá espacios llenos de vegetación en el interior del centro.

A pesar de los cambios que vivirá el recinto, la Escola Industrial preservará su memoria histórica con la creación de un centro de interpretación, en el espacio que antiguamente ocupaba la sala de máquinas de la fábrica Batlló.

Según explicó la Diputación de Barcelona, el centro de interpretación ofrecerá divulgación y valorización del patrimonio material e inmaterial de todo el recinto. En paralelo, se diseñará un itinerario informativo por los espacios más destacados del recinto de la Escuela Industrial, donde destacan el Paraninfo, la Sala de Teleros, la Sala Noble del edificio del Reloj, la capilla de la residencia Ramon Llull y el vestíbulo de la Escola del Treball.