Sociedad

La Generalitat suprime la “casilla de religión” en los formularios escolares

Denuncian que esta “anomalía” vulnera los derechos fundamentales de las familias para elegir libremente y supone un nuevo “agravio” hacia los profesores de Religión de Cataluña

La casilla de religión sí aparece en el formulario telemático para inscribir a los alumnos en el curso que viene
La casilla de religión sí aparece en el formulario telemático para inscribir a los alumnos en el curso que viene, pero no en el resguardo FOTO: CSIF La Razón

Una nueva controversia salpica a las aulas catalanas, a cuenta de la religión. Si en enero se denunció un posible “ERE encubierto” de profesores de Religión en Cataluña, ahora la polémica se centra en los formularios de preinscripción de los alumnos para el curso que viene. Si bien es cierto que en el formulario electrónico aparece la pestaña sobre “enseñanza de religión”, con las opciones de “No la solicita”, “Católica”, “Evangélica”, “Islámica” y “Judía”, cuando la familia introduce todos los datos, el sistema genera un resguardo en formato PDF (con registro de entrada) en el que no aparece la opción manifestada por la familia.

¿Dónde está el problema? Según denuncia el sindicato CSIF-PREC, “esta anomalía podría vulnerar los derechos fundamentales de las familias que optan por la clase de religión”, ya que no tienen manera alguna de justificar lo que han solicitado. Y lo que a primera vista parece un fallo sin trascendencia, se convierte, a su juicio, en un agravio más de la Generalitat contra las familias y el colectivo de maestros y profesores de religión de Cataluña”.

Así, el sindicato considera que estamos ante una “decisión totalmente arbitraria e injusta” y exige la intervención del Síndic de Greuges y de la Alta Inspección Educativa de Cataluña para que pidan al Departamento de Educación a enviar, por medio del correo electrónico de contacto facilitado las familias, el resguardo de la solicitud en formato PDF con todas las opciones que han manifestado en el formulario, incluida su elección sobre “enseñanza de religión”.

“ERE encubierto” de profesores de Religión

Hace más de dos años, tanto el sindicato CSIF como el sindicato de docentes de Religión de Cataluña (PREC) iniciaron una campaña contra las contrataciones en fraude de ley por la vía judicial. Una iniciativa que logró la readmisión de una profesora de la escuela pública, a la que rescindió el contrato estando embarazada, así como la regularización de contratos de más de un centenar de profesores de Religión en toda la comunidad. Sin embargo, hace apenas dos meses, ambos sindicatos denunciaron que la Generalitat estaría preparando un concurso de traslados restringido que podría traducirse en un “ERE encubierto”, bajo el pretexto del “Icetazo”.

Según explicaban desde CSIF-PREC, la Generalitat debería haber reconocido la condición de indefinidos de esos docentes de Religión, tal y como establece una sentencia reciente del Tribunal de Justicia Europeo. Se trata del fallo sobre el caso italiano “Gilda-UNAMS” y “la utilización abusiva de contratos de duración determinada sucesivos”. Sin embargo, y pese a solicitar reiteradamente la convocatoria de un proceso de adjudicación de destinaciones definitivas y de movilidad (concurso de traslados) para todo el profesorado de religión católica, la Generalitat ha hecho caso omiso.

Y a todo esto hay que unir la reciente huelga de profesores, que intentan revertir los recortes tras las últimas cesiones de la Generalitat, así como la polémica surgida después de que el Ejecutivo catalán decidiese suprimir las ayudas a los dos únicos colegios que segregan a los alumnos por sexo, por no haber pasado a ser mixtas.