Colau divide una plaza de Barcelona para ponerle dos nombres y cambia 21 calles más

El Ayuntamiento de Barcelona sigue con los cambios en el nomenclátor y rebautiza icónicos espacios

La nueva plaza Idrissa Diallo y Correus en vez de Antonio López
La nueva plaza Idrissa Diallo y Correus en vez de Antonio López FOTO: AJUNTAMENT DE BARCELONA

Tras cambiar el nombre del icónico paseo Marítimo de la capital y añadir el nombre de Oriol Bohigas -el arquitecto artífice de la Barcelona posolímpica-, es el turno de la cercana plaza Antonio López, ubicada al final de Vía Layetana, entre el Gótico y la Barceloneta y que cobija la sede central de Correos. La curiosidad del nuevo bautizo de Colau es que a partir de ya mismo un mismo espacio pasa a estar dividido y a tener dos nombres: plaza de Idrissa Diallo y plaza de Correus en vez de la de Antonio López.

Idrissa Diallo fue un ciudadano africano que murió en 2012 en el CIE de Barcelona. Eso sí, la nueva plaza no tiene toda la extensión que correspondía a Antonio López, Marqués de Comillas y esclavista, y que hasta ahora ocupaba los dos espacios divididos por Vía Layetana. Con el cambio de nombre, la zona en la que se encuentra todavía el pedestal que aguantaba la estatua de Antonio López y más cercano a la Llotja de Mar será Idrissa Diallo y la que está delante del edificio de Correos, pasará a ser la plaza de Correus.

La ponencia de nomenclátor de Barcelona aprobó el pasado martes la nueva denominación de 21 calles, plazas y jardines, de los que nueve recibirán nombres femeninos de representantes de la memoria del activismo vecinal, político, cultural y sindicalista.

De los nueve nombres, dos corresponden a cambios de nombre de calles y siete a plazas de nueva creación, según ha informado un comunicado del Ayuntamiento de Barcelona este sábado.

Entre los nombres femeninos que se han aprobado para las plazas de nueva creación está Valerie Powles en el barrio de Sants-Monjuïc; Rosa Galobardes y Alsina, y Ramona Fossas y Puig en Horta-Guinardó; Angelina Trallero y Bullich en Sarrià-Sant Gervasi; Francesca Vergés y Escofet en Sant Andreu; y Lluïsa Alba en el distrito de Nou Barris.

También el cambio de denominación de la calle Conde de Santa Clara por Felícia Fuster i Viladecans y la calle Duque por calle Josefa Vilaret, ambas en Ciutat Vella.

La ponencia del nomenclátor también ha añadido el género femenino en nombres que hasta ahora se referían únicamente al masculino, como la ‘Placeta de les àvies i els avis’ (Nou Barris), hasta ahora ‘Placeta dels Avis’; y el ‘Parc de les Treballadores y els Treballadors de la Maquinista’, antes ‘Parc de la Maquinista’ (Sant Andreu).

Eso sí, el cambio más emblemático es la mencionada denominación del paseo Barceloneta-Oriol Bohigas, que responde a la voluntad del Ayuntamiento de recordar a “uno de los artífices de la idea de la Barcelona abierta al mar, que transformó la ciudad y fue clave en la presentación de Barcelona al mundo durante los Juegos Olímpicos de 1992″. Entre sus obras, destacan algunas de las partes más icónicas de la ciudad catalana construidas en la última mitad del siglo XX, como la Vila y el Port Olímpic, el edificio del Disseny Hub, la estación de Metro de Liceu y el edificio de oficinas de RBA Editors.