¿Para qué ha contratado Colau a 200 ovejas en Barcelona?

El rebaño se instalará en el antiguo campo de la Font del Gos en las faldas de Collserola

La prueba piloto con las 200 ovejas durará tres meses
La prueba piloto con las 200 ovejas durará tres meses FOTO: JUNTA DE EXTREMADURA JUNTA DE EXTREMADURA

La trashumancia era, hasta hace dos días, una forma habitual de ganarse el jornal en muchas partes de España. Consistía en llevarse los rebaños de ovejas desde las montañas de León, por ejemplo, hasta Extremadura durante los meses de invierno. Este viaje, que podía prolongarse durante medio año, servía, además, para abrir veredas y mantener la vegetación controlada, de tal manera que la posibilidad de incendio se reducía drásticamente. Pues bien, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido recurrir a este sistema para mitigar los fuegos que año tras año azotan Collserola. En abril comienza una prueba piloto durante tres meses. Unas 200 ovejas tomarán el antiguo campo de la Font del Gos en Horta como corral improvisado y pastarán por las faldas de Collserola.

Estos días se están ultimando los trabajos para habilitar el espacio de estancia del ganado, que tendrá una valla electrificada, un depósito de agua para los bebederos y una caseta almacén para los dos pastores que las cuidarán acompañados de una pareja de perros. De los motriles, sin embargo, no hay noticias. El presupuesto base de la licitación asciende a unos 10.000 euros.

Uno de los principales objetivos del Ayuntamiento de Ada Colau y del propio parque de Collserola es limpiar el sotobosque de las zonas forestales y disminuir así las probabilidades de incendio. Una tarea que, actualmente, se hace de forma mecánica con desbrozadoras que consumen gasolina y que según explica Arnau Montserrat, de la entidad Ruralitzem, impulsores de la iniciativa, “es más caro y contaminante que desbrozar a través del pasto, que es más ecológico y sostenible” .

Lo cierto es que desde hace años, varias entidades agroecológicas del Parque Natural de la Sierra de Collserola piden la legalización de la ganadería en el municipio de Barcelona, prohibida por una ordenanza municipal desde 2001. Quieren que el Ayuntamiento modifique esta normativa porque la ganadería sería beneficiosa para potenciar la biodiversidad del parque y ayudaría a prevenir incendios forestales. Así, para adaptarse a la normativa, el proyecto se ejecuta en régimen de “trashumancia estacional”, es decir, que se hace durante un período concreto y con ganado procedente de fuera de Barcelona, que una vez terminado el pasto a la zona, vuelve a su granja de origen.

El Ayuntamiento ha escuchado y, si la prueba piloto tiene éxito, podría extenderla a los otros tres distritos que tocan en la montaña, Sarrià – Sant Gervasi, Gràcia y Nou Barris. Precisamente, los distritos de Nou Barris y Horta-Guinardó registran más de la mitad de los incendios que se producen cada año en Collserola y, por tanto, podrían verse favorecidos por esta medida. El parque empezó a reintroducir de forma controlada los rebaños de ovejas y cabras en 1995, entonces para el mantenimiento de las repoblaciones de pinos de finales de los ochenta. Actualmente, en Collserola hay varios rebaños en distintas zonas de este pulmón verde con más de 8.000 hectáreas, integrado por nueve municipios.