Nueva campaña de Hablamos Español para ayudar a los padres que se garantice el castellano en las escuelas

Insisten en pedir que toda información en los centros esté disponible en los dos idiomas oficiales

Manifestación del 16 de septiembre en Barcelona, convocada por «Hablamos Español».
Manifestación del 16 de septiembre en Barcelona, convocada por «Hablamos Español».

“Tenemos la ley de nuestra parte” es el lema de la nueva campaña de la entidad probilingüismo Hablamos Español, para ayudar a los padres a que se garantice la presencia del castellano en las escuelas de sus hijos.

La presentación de la campaña, que incluye todo tipo de facilidades para las solcitudes, señala que “es un buen momento para pedirlo, para que los centros se organicen y puedan tenerlo preparado para el próximo curso”.

Siguen apuntando que “lo normal cuando hay dos lenguas oficiales es que la información pública esté en los dos idiomas. Se hace así en todos los países; es lo correcto. Nos gusta ver las dos lenguas oficiales juntas y es fácil de hacer”

Denuncian que “en este momento, el español está prohibido en páginas web, documentos, rotulación, etc., en el 100% de centros educativos públicos de Galicia, y casi al 100% en Baleares y Cataluña. En la Comunidad Valenciana va desapareciendo rápidamente y en la Comunidad Autónoma Vasca y zonas de Navarra, al ritmo que avanza la imposición del euskera, también lo veremos”.

La entidad probilingüismo y constitucionalista también anunció este mes que profesores de todas las comunidades autónomas han creado la Plataforma de Profesores por la Libertad de Elección de Lengua. En un comunicado, explican que el objetivo, o uno de los más importantes,es “proteger nuestros derechos lingüísticos constitucionalmente reconocidos, y para trabajar en pro de la presencia del español en la enseñanza, desde la perspectiva de la libertad de elección de lengua y de un escrupuloso apartidismo”.

La Asociación Hablamos Español ha estado recibiendo, desde su creación, ofrecimientos de colaboración y peticiones de ayuda por parte de numerosos profesores de todas las comunidades autónomas, de aquellas con cooficialidad lingüística y de las que tienen una lengua oficial.

Por lo tanto, la nueva plataforma está formada por profesores de diversa edad y procedencia, e imparten diferentes niveles educativos y asignaturas, y los que se unan tendrán amparo jurídico. Los puntos principales que ofrecen, explican, son “un espacio de apoyo y asesoramiento legal”, especialmente en asuntos como las “trabas para poder utilizar el español como lengua de la administración educativa”, “imposición abusiva del conocimiento de una lengua diferente del español” y las “barreras lingüísticas para optar a un concurso oposición, o a un traslado laboral”.

Hace muy pocos días, las asociaciones constitucionalistas y probilingüistas Hablamos Español y Convivencia Cívica confirmaron que siguen llevando a cabo acciones conjuntas en Cataluña para obligar a la Generalitat a cumplir la sentencia que introduce el español como lengua vehicular en las escuelas. Ya presentamos la reclamación en nuestro nombre, como entidades, y en el de JUCIL, organización sindical mayoritaria de la Guardia Civil.

Se registró el 19 de abril una tercera petición. Esta vez en nombre de la Ampa de un colegio de Sant Fost, que va a representar a todas las demás que pertenecen a la Federación Ampa Total, y lo han hecho para todo el sistema educativo de Cataluña, apelando a la misma legitimación que hemos pedido que se reconozca para las entidades que operan en la comunidad autónoma.

Desde Convivencia Cívica y Hablamos Español se ha promovido la creación de Ampas para reclamar el cumplimiento de la sentencia. Todas, excepto la de este colegio de Sant Fost, que ahora es la de cabecera, las hemos formalizado ante notario para salvaguardar la privacidad de sus integrantes a los ojos de la Generalitat.