Estas son las tres playas más contaminadas de Barcelona

Una investigación detalla los microplásticos encontrados en el litoral catalán: está la más icónica, la familiar y la última en crearse

Aspecto de la playa de la Barceloneta la semana pasada
Aspecto de la playa de la Barceloneta la semana pasada FOTO: Marta Perez EFE

Barcelona estrena temporada de sol y playa con una bandera negra a sus espaldas: un estudio reciente señala que tres de las playas con más microplásticos flotantes en el agua están en pleno litoral de la capital catalana. Sant Sebastià, Nova Icària y Llevant, todas en la ciudad, son las zonas de baño más contaminadas de Cataluña.

Así consta en los resultados publicados por la revista Environmental Research Letters de los miembros del Grupo de Investigación Consolidado (GRC) en Geociencias Marinas de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la UB, con la colaboración de la delegación española de la ONG Surfrider Foundation Europe.

Entre el top-3, la más contaminada es la playa de Sant Sebastià, perteneciente al distrito de Ciutat Vella. Visualmente, es la que va desde el famoso Hotel W hasta la Barceloneta, un poco antes del Port Olímpic. Quizás la más icónica de Barcelona, en esta zona de baños se encuentran 1,4 plásticos por metro cuadrado, mientras que la media catalana es de 0,33. También es una de las más grandes de la capital catalana, con una longitud de aproximadamente 660 metros.

Le sigue Nova Icària con cifras similares (1,08) de microplásticos recogidos de media por metro cuadrado. Perteneciente al distrito de Sant Martí, es la que sigue después del Port Olímpic y dirección Besòs (hacia Badalona). Según datos del Ayuntamiento, es la que registra un tiempo de estancia más largo por parte de los usuarios. La más familiar de Barcelona.

Y la tercera es Llevant a un paso de distancia, con 0,60 microplásticos en la misma superficie de agua. Esta es la última de las playas creadas en el litoral, situada al lado de la Nova Mar Bella -en el Fórum- y se incorporó a la ciudad hace 16 años, en verano de 2006.

¿Y qué microplásticos se han encontrado? Se han recogido materiales de más de 0,3 milímetros flotantes entre octubre de 2020 hasta junio de 2021 por un grupo de voluntarios que salía a navegar de forma programada con kayaks, tablas de surf y otras embarcaciones a remo por la costa.

Los resultados mostraron que espumas y filamentos —procedentes por ejemplo de envases de alimentos y de la actividad pesquera— constituían casi el 11 % de los plásticos que recogieron. Sin embargo, la gran mayoría de los plásticos se identificaron como fragmentos y láminas, que posiblemente se originaron por la ruptura de piezas de plástico de mayor tamaño.

En contraposición, las aguas más limpias y sin apenas microplásticos están en Llançà, en Girona, uno de los enclaves más idílicos de la Costa Brava.