Las históricas cifras de un calor extremo en Barcelona y Cataluña

Los puntos más altos de la ciudad registran temperaturas de 35 grados, mientras seis estaciones del Meteocat batieron este viernes todos los récords desde que hay datos

El pantano de Sau, en el término de Vilanova de Sau (Barcelona) y que está al 39% por ciento de su capacidad debido a la sequía que sufre Cataluña
El pantano de Sau, en el término de Vilanova de Sau (Barcelona) y que está al 39% por ciento de su capacidad debido a la sequía que sufre Cataluña FOTO: David Borrat EFE

La tercera ola de calor del verano, sostenida en el tiempo y que ha golpeado con fuerza toda la península, toca a su fin coincidiendo con el puente del 15 de agosto. La Generalitat ha activado la alerta del plan de emergencias Inuncat ante la previsión de lluvias intensas este sábado por la tarde del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC) y ha pedido también prudencia por el riesgo de incendios forestales, las elevadas temperaturas -que continuarán unas horas más- y las precipitaciones.

Pese a las lluvias, preocupan las tormentas con rayos por las altas temperaturas que se seguirán registrando en las próximas horas.

De hecho, la ola de calor sigue siendo severa en prácticamente todo el territorio, con especial intensidad en la zona del litoral. Barcelona y su área metropolitana colecciona noches tropicales, con mínimas diarias que no bajan de los 25. La madrugada del viernes al sábado ha sido especialmente canicular en la capital catalana, con los termómetros que en ningún caso han descendido de los 27 grados.

Por su orografía, Barcelona destaca por ser siempre una especie de desierto encajonado entre el mar y Collserola, con temperaturas muy elevadas en el centro de la ciudad por la alta humedad que se registra y que acentúan la sensación de bochorno.

Eso sí, esta vez, en los barrios más alejados del mar -el Observatori Fabra o Vallcarca- se han registrado temperaturas muy altas de hasta 35 grados, prácticamente iguales que en el Raval o el Eixample.

En el resto de Cataluña la canícula se ha propagado con fuerza: seis estaciones del Meteocat batieron este viernes récords de calor, llegando a alcanzarse la temperatura máxima en Vinebre (Tarragona), con 43,6 grados Celsius.

Además de la de Vinebre, las otras cinco estaciones que registraron máximos fueron las de Torroja del Priorat (43 grados), Falset (42,9), Ascó (42,2), Horta de Sant Joan (40,4) y Blancafort (39,7), todas ellas también en la provincia de Tarragona.

La temperatura de ayer en Vinebre es la más alta del año en Cataluña y se ha quedado a apenas dos décimas del máximo histórico de la comunidad: los 43,8 grados de Alcarràs (Lleida) en 2019.