España

“Mala praxis”, “machismo” y “maltrato verbal” en el Ayuntamiento de Ada Colau

Gritos, faltas de respeto, amenazas... denuncian que el trato vejatorio se extiende a varios departamentos del Consistorio de Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau FOTO: Biel Aliño EFE

“Actitudes dictatoriales, expedientes, denegaciones arbitrarias de horas de convenio y permisos, alegando necesidades de servicio sin más justificación...” y así un largo etcétera de quejas, que se resumen en “mala praxis” y “maltrato verbal” por parte de algunos jefes. Y todo ello tiene lugar en el Ayuntamiento de Barcelona, cuya regidora es Ada Colau.

No se trata de una situación reciente y mucho menos nueva, tal y como explican desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), quienes han sido testigos de este tipo de trato vejatorio a los trabajadores. Así, relatan cómo el pasado 1 de diciembre, durante una asamblea con el personal de la Oficina Municipal de Información al Ciudadanos (OMIC), y en presencia de otros sindicatos como CCOO y UGT, uno de estos jefes se coló en dicha reunión “gritando y faltando al respeto, no sólo a las trabajadoras y trabajadores, sino también a los delegados sindicales”.

Desde CSIF denuncian el intento de manipulación y condicionamiento de este jefe hacia los trabajadores. Un hecho que podría constituir una presunta infracción contra la libertad sindical, tipificada en el artículo 13, de la Ley Orgánica 11/1985 de 2 de agosto de Libertad Sindical (LOLS), sin perjuicio de que este tipo de conducta pueda constituir algún presunto delito. “Este señor llegó a amenazar a los trabajadores y trabajadoras ante los representantes sindicales a quienes él consideraba que no debían estar presentes en la asamblea”, aseguran desde el sindicato.

Pero más allá de lo vivido en esa asamblea, los funcionarios denuncian un trato denigrante diario, con “actitudes dictatoriales, expedientes, denegaciones arbitrarias de horas de convenio y permisos... hasta tal punto, que no se les permite teletrabajar, entre otras cosas, porque según este jefe en cuestión, “se pasarían la mañana en casa poniendo lavadoras en lugar de trabajar”. Por todo ello, desde CSIF han trasladado los hechos a sus servicios jurídicos con el fin de que se inicie el correspondiente procedimiento judicial contra este superior.

Comentarios machistas

Un trato vejatorio y discriminatorio que se extiende a otros departamentos. El pasado el 30 de noviembre, CSIF denunció otro episodio de presuntos comentarios machistas en el seno del Instituto Municipal de Hacienda. En esta ocasión, un directivo habría llegado a “sugerir” a las trabajadores que “vinieran a trabajar maquilladas y peinadas”.

El sindicato se puso en contacto con trabajadores de otros servicios del mismo edificio (Consejo Tributario y Junta Arbitral) y manifestaron que “el mal ambiente de trabajo” es el mismo en todos los departamentos y que sufren un “maltrato” similar por parte de algunos superiores.

“A la vista de la reiteración de estas actitudes por parte de diferentes mandos del Ayuntamiento de Barcelona, el sindicato ha solicitado una reunión urgente de la Comisión Técnica de Igualdad para que se investiguen los hechos”. Asimismo, en el caso de que se demuestre que lo vivido el pasado 1 de diciembre es cierto, exigirán que se le abra un expediente al señor Manuel Vázquez. “En CSIF no vamos a consentir estas actitudes dictatoriales ni tiránicas en nuestro Ayuntamiento”, aseveran.