Cataluña

Ultimátum de los restauradores de Barcelona a Colau

El gremio exige una entrevista urgente con la alcaldesa tras la reducción unilateral de horarios

Varias personas sentadas en terrazas en la plaza dels Àngels del Raval
Varias personas sentadas en terrazas en la plaza dels Àngels del Raval FOTO: David Zorrakino Europa Press

El Gremio de Restauración de Barcelona quiere reunirse urgentemente con la alcaldesa, Ada Colau. En las últimas horas los establecimientos de la calle de Enric Granados ya han recibido la notificación oficial en la que se les comunica la reducción del horario de las terrazas una hora para combatir el ruido nocturno. Estas notificaciones han coincidido con el anuncio esta semana por parte del Ayuntamiento de que varias plazas de Gràcia y varias zonas de Ciutat Vella tendrán que acogerse a los mismos horarios. Por ello, desde el gremio, proponen que la reunión sea durante la próxima semana, cuando, dicen, Colau estará en Barcelona para participar en los actos conmemorativos del atentado de la Rambla.

Barcelona es, de largo, la capital española con los horarios de terrazas más restrictivos del país. Como mínimo de una hora. Es decir, si entre semana las terrazas de Barcelona cierran a medianoche, aunque más bien es a las once y media, en Valencia, Madrid, Sevilla Málaga o Zaragoza, tienen una hora extra. Ahora estas restricciones incorporan otra hora siempre en las zonas señaladas siempre y cuando la justicia no lo evite.

El director del Gremio, Roger Pallarols, ha asegurado que Colau “tiene que dar la cara. Tiene que interrumpir sus vacaciones de la misma forma que el gobierno que encabeza ha interrumpido las de los restauradores”. Por ello, ha previsto “una judicialización sin precedentes y masiva” tanto por el recorte de los horarios de las terrazas como por el del horario de las licencias de actividad anunciado por el Ayuntamiento de Barcelona.

Ha asegurado que el sector dará una “respuesta muy contundente” a los nuevos horarios, que según el Ayuntamiento deben servir para reducir el ruido ambiental, ha explicado en declaraciones a Europa Press este viernes.

El gremio se ha puesto en contacto con los restauradores afectados -tanto los de Enric Granados como los del resto de puntos de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y Gràcia, donde el gobierno municipal ha anunciado un recorte horario- y dará cobertura jurídica gratuita a todos sus agremiados gratuitamente.

Además, el gremio asegura que el Ayuntamiento “ha desoído la recomendación del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona”, quien, en un comunicado reciente, pidió posponer la tramitación en el mes de septiembre por " evitar la indefensión de los restauradores dada la realidad fáctica de un mes en el que la ciudadanía suele hacer vacaciones”. “Ya hablamos de horarios, cuando sellamos el pacto de las terrazas en 2018. El acuerdo implicaba respetar el horario actual, único para toda la ciudad, que ya es uno de los más restrictivos de toda España . La alcaldesa, ahora, ha roto su palabra y ha reabierto, de forma unilateral, la guerra contra la restauración”, ha añadido.