Cataluña

Las fiestas de Gràcia de Barcelona: horarios y conciertos de una semana sin limitaciones

Arranca una de las citas del verano, sin restricciones y con un ojo puesto en la seguridad y la convivencia con los vecinos. Colau, ausente tras ser abucheada en 2021

La calle Tordera del barrio de Gràcia decorada
La calle Tordera del barrio de Gràcia decorada FOTO: La Razón

Las fiestas de Gràcia de Barcelona, las más emblemáticas y concurridas de la capital catalana, llegan en medio de una gran expectación por el ambiente que se espera tras dos años consecutivos de pandemia. Enterradas las restricciones por las sucesivas oleadas de la Covid-19, el barrio se viste de largo con 23 calles adornadas ante el arranque de este lunes 15, en pleno puente y con más de 900 actividades programadas hasta el próximo domingo 21.

Los vecinos aguantan la respiración ante siete días consecutivos de conciertos, los restauradores esperan como agua de mayo llenar sus cajas y los agentes municipales velan por la seguridad y el civismo en una de las pruebas de fuego del verano. De hecho, las de Gràcia son las primeras grandes fiestas después del coronavirus y la antesala de la Mercè, la patrona de la ciudad de Barcelona, a finales de septiembre.

Para empezar, ayer tuvo lugar el pregón en la sede consistorial del distrito de la mano de la expresidenta de la Fundación Festa Mayor de Gracia Carla Carbonell. La gran ausente fue la alcaldesa Ada Colau, justo un año después de ser abucheada e incluso de romper a llorar por los gritos en su contra en el discurso que entonces pronunció Jordi Cuixart (Òmnium). Sí se escucharon sonoros silbidos contra el concejal de Gràcia, Eloi Badia (BComú), y el presidente del Consell del Districte, Ferran Mascarell (Junts).

Las fiestas llegan este año con el sector de la restauración en pie de guerra contra el Ayuntamiento de la capital catalana por la reducción de horarios, una limitación que en ningún caso afecta a estas fiestas. De hecho, el consistorio prevé que estas medidas -el cierre una hora antes en las terrazas de las plazas del Sol, Vila de Gràcia, Virreina, Diamant y Revolució- entren en vigor a finales de mes, una vez finalicen los festejos.

Sin restricciones de aforo ni limitaciones horarias, los horarios de los conciertos se alargarán hasta las 2:00 horas entre semana y una hora más, hasta las 3:00 el fin de semana. Los principales puntos festivos serán el espacio de Bailèn y las plazas del Sol, Dones del 36 y Joanic, pero también habrá programación en equipamientos como la Biblioteca Vila de Gràcia, el Ateneu de Fabricació y el Punt Verd Tabuenca, aparte de las actividades organizadas en las calles adornadas.

El rasgo diferencial de las fiestas de Gràcia es el concurso de calles adornadas. En total, son 23 las vías engalanadas con temáticas que van desde el día de los muertos de México (Puigmartí), el paseo de China (Tordera), el Quijote (Verdi), la Casa de Papel (Providència) o un gran paisaje verde con incluso un río (plaza de la Vila), entre otros. Para ello, los vecinos se han organizado en comisiones y han trabajado a lo largo de estos últimos meses en un concurso cuyo veredicto se conocerá el viernes.

El «sprint» final, además, ha coincidido con la tercera ola de calor que ha golpeado Barcelona y ha dejado temperaturas extremas en el centro de la ciudad. Cabe recordar que antes de la pandemia, en 2019, hubo 24 calles decoradas, por lo que las cifras de ahora demuestran que las fiestas han vuelto a la normalidad absoluta.

Como novedad, la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Lina López, explicó esta semana a los medios que este año habrá vigilantes en las calles decoradas del barrio durante la noche para evitar desperfectos y «preservar específicamente el decorado». Estas personas controlaran los decorados de lunes a jueves desde las 2:00 horas de la madrugada hasta las 8:00 de la mañana, y el viernes y el sábado desde las 03.00 horas hasta las 08.00.

Además, destaca la apertura al público de la Torre del Reloj –en la plaza de la Vila– durante estos días a cargo del Taller de Historia de Gràcia, que también ofrecerá un horario especial de visitas al refugio antiaéreo de la plaza del Diamant entre el 13 y el 21 de agosto, abierto al público.

El Metro de Barcelona funcionará ininterrumpidamente entre el 19 y el 21 de agosto, el próximo fin de semana, para dar servicio durante las fiestas. Los trenes circularán de forma continua entre las 5 horas del viernes 19 hasta la medianoche de domingo a lunes, lo que significa un servicio sin paros de 67 horas, según un comunicado de TMB. Durante toda la semana se reforzará el personal de atención, seguridad y mantenimiento en las estaciones más cercanas al distrito para tratar de evitar posibles altercados y aglomeraciones que se puedan producir.

A la gran afluencia de turistas que se esperan esta semana en el distrito de Gràcia –Barcelona ha recuperado el tono este verano, con una ocupación por las nubes en la capital catalana y el litoral–se espera que muchos barceloneses se acerquen hasta el barrio para participar en alguna de las actividades o conciertos gratuitos programados. El temor es el incivismo y los posibles altercados que puedan sucederse a lo largo de toda la semana.