Pilar Rahola: del colegio de 130.000 euros a la universidad privada de Nueva York para su hija

La conterturlia defendía hace unos meses que cobrar 6.000 euros al mes es “clase media apurada” y un sueldo de 2.000, de “proletariado”

Carles Puigdemont dialoga con Pilar Rahola, en una imagen de archivo
Carles Puigdemont dialoga con Pilar Rahola, en una imagen de archivo

Entre las muchas, muchísimas, polémicas protagonizadas por Pilar Rahola en horario de “prime time” en TV3 a cargo del erario público, hace algo más de un año, brilló con luz propia su concepto de “clase media”. A su juicio, cobrar un sueldo de 6.000 euros mensuales “es de clase media apurada” y, uno de 2.000, de “proletariado”. Era su forma de quejarse por la subida del irpf de la Generalitat a las rentas altas.

Lo cierto es que la señora Rahola tiene gastos considerables pese a lo que cobra solo de TV3. Gracias al portal de trasparencia, salió a la luz los recursos económicos que la cadena va a emplear en Pilar Rahola por su sección en el programa ‘Tot es mou’, en el que aparece cuatro días por semana. Un total de 52.500 euros anuales. Pero no es el único programa en el que el que tiene presencia. Sin embargo, Rahola ha decidido costearle a su hija una educación “de clase media apurada” difícil de sufragar. Ada, adoptada en el año 2000, no tuvo más remedio que estudiar en un elitista colegio ubicado en los Alpes suizos, un centro, el Aigon College, cuya tarifa asciende a algo más de 91.000 euros, tal y como refleja en su página web, que con los suplementos por las actividades extraescolares alcanza alrededor de los 130.000 euros.

No contenta con eso, esta madre coraje decidió que esta escuela suiza no era suficiente para su hija y la matriculó en una escuela de Nueva York, Sarah Lawrence College, dedicada a las artes liberales, que cuesta al año 57,520 dólares. Es decir, 47.435 euros.

Rahola tuvo hace unos meses otra polémica de notable alcance hace unos meses ya que salieron a la luz algunos fragmentos de un diálogo telefónico entre la contertulia y el ex dirigente de CDC David Madí en el marco de la «Operación Voloh». De nuevo, a través de Twitter, Rahola ha dicho de estas últimas grabaciones: «Muy grave el espionaje político. Muy grave la impunidad de que goza. Muy grave normalizarlo y hacerlo servir”. En esas conversaciones básicamente salían a la luz las presiones políticas de Junts per Catalunya sobre TV3. En la llamada Rahola explica que Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat huido de la justicia en Bélgica, ha intervenido para evitar que el director de TV3 le quite uno de sus tres espacios semanales, que son, según ella, los únicos en los que se defiende Junts per Catalunya. La ‘Operación Voloh’ investiga el supuesto desvío de fondos públicos para financiar el proceso independentista en Cataluña.