España

Los CDR marcan la “línea roja” en Cataluña: Independencia o “fuego”

Los grupos secesionistas violentos tenían preparado un plan de desobediencia civil si no hubieran alcanzado la mayoría de votos

Los CDR marcan el único camino a seguir por los independentistas
Los CDR marcan el único camino a seguir por los independentistas FOTO: jmz cdr

Los Comités de Defensa de la República (CDR) lo tienen claro; “más del 50% de los votantes hemos decidido de nuevo que el futuro de Cataluña es la independencia. No han podido con nosotros ni la represión ni la desmovilización. Fuego (sic). Ahora es el momento de la ofensiva final, calle e instituciones unidos por la República Catalana”.

Los “borrokeros” (por lo del terrorismo callejero) del secesionismo catalán sólo admiten una opción, con lo que eso conlleva si a los partidos nacionalistas se les ocurre optar por otras vías.

Expertos que siguen de cerca la realidad catalana señalaban a LA RAZÓN la víspera de las elecciones que los grupos separatistas sólo contemplaban como factible una mayoría y, a partir de ahí, su intención era la de poner en marcha, con todas las consecuencias, una nueva declaración de independencia. La mayoría de votos la tienen.

Un resultado adverso, según los planes establecidos, hubiera conllevado una campaña de desobediencia civil, ataques a las instituciones del Estado e incluso acciones violentas protagonizadas por grupos extremistas, pero amparadas por el conjunto del secesionismo. Es decir, había un “plan A” y un “plan B”.

La firma del documento en el que esos partidos se comprometían a no pactar con el PSC de Illa, era un mensaje al secesionismo, en especial al más radical, de que sólo contemplaban la opción de la república independiente.

Ahora, los CDR, con el mensaje antes citado, vienen a reclamar el compromiso antes citado. Cataluña, si nadie lo remedia, volverá a verse envuelta en un proceso secesionista como el de 2017. Sus protagonistas han repetido, por activa y por pasiva, pese a las condenas de la Justicia, que no se arrepientes y que lo volverían a hacer.